sábado 22/1/22

Editorial | San Andrés renace al acumular años con tranquilidad

El Ayuntamiento de San Andrés del Rabanedo ha vivido durante la Democracia demasiados excesos y tiempos muy convulsos. Incluso alcanzó unos niveles de deuda que bloquearon cualquier intento de gestión. Por ello resulta alentador el paulatino regreso a una normalidad tan imprescindible. El multipartidismo tampoco ha ayudado para conseguir tomar las medidas necesarias con las que paliar las complicaciones. Si durante el anterior mandato las cosas empezaron a normalizarse, en los dos años del actual periodo de gobierno lo cierto es que se respira un sosiego muy esperanzador y una sensación de que los incontables asuntos pendientes pueden ir poco a poco solventándose.

Aún así en el municipio persisten conflictos que viven momentos decisivos y a los que al menos de momento no se ha conseguido dar una solución satisfactoria. Es el caso del tren, que divide totalmente los enclaves habitados de este Ayuntamiento, hay buenas noticias en el caso del puente de San Juan de Dios —tendrá cuatro carriles— pero no en el embudo que aún supone el paso por Párroco Pablo Díez en la zona de Trobajo del Camino.

En la gestión municipal también son constatables carencias en materias como la limpieza o en la situación de las zonas verdes. Como es lógico, desde la oposición se exige una mejor gestión del equipo de gobierno de Camino Cabañas, a la que le esperan dos años decisivos para acudir a las elecciones municipales de 2023 con un balance que aprueben sus convecinos.

Editorial | San Andrés renace al acumular años con tranquilidad