jueves 4/3/21

Editorial | Todos los años una catástrofe a compensar

Lo que para unos es la normalidad, para otros resulta una catástrofe. Si los destrozos se compensan en un caso, deberán hacerlo en todos. Es la reflexión que se han hecho los alcaldes de la montaña leonesa, que acostumbrados cada año a lidiar con las nevadas, aunque no siempre sean tan abundantes como las de las últimas semanas, habían acabado por normalizar el afrontar con sus medios los trabajos y los daños.

Todo ello hasta que la nevada histórica llegó a Madrid, y el pulso político se trasladó a la petición por parte del alcalde de la capital al Gobierno de declaración de zona catastrófica y exigencia de millonarios fondos para paliar los daños. Incluso el lucro cesante de los negocios a los que no se pudo acceder por el hielo en las calles.

El agravio comparativo ha hecho despertar a los regidores leoneses, que dolidos con la falta de sensibilidad con un problema que ellos afrontan continuamente han decidido reclamar el mismo apoyo económico que la capital para restañar las heridas que el temporal les ha dejado. Más allá, los regidores exigen que se habiliten fondos anuales con los que hacer frente a los importantes gastos a los que la meteorología les condena cada invierno.

Bienvenida sea la exigencia de Madrid si contribuye a despertar el carácter reivindicativo de los alcaldes leoneses, y permite mejorar las condiciones con las que la población de la montaña afronta sus inviernos.

Editorial | Todos los años una catástrofe a compensar