miércoles 25/5/22

Editorial | Una vuelta al curso escolar sin bajar la guardia

Hoy se retoma el curso escolar después de las vacaciones navideñas, un regreso marcado por tasas inéditas de contagios debido a la rápida propagación de la variante ómicron que obliga a no bajar la guardia y a velar por el cumplimiento estricto de las medidas recogidas en los protocolos sanitarios. El Gobierno y las Comunidades Autónomas, que han optado de forma unánime por mantener la presencialidad en todas las etapas del sistema educativo, deben garantizar la salvaguardia de la comunidad escolar y, a su vez, el desarrollo normalizado de las clases y de las rutinas escolares. No es cuestión de crear alarmismos innecesarios, pues todo parece indicar que no tardarán en bajar los altos índices provocados por las reuniones de las fiestas pero sí es recomendable ser especialmente cautelosos en esta primera semana de curso, en la que se puede alcanzar el pico de contagios y cuyo impacto puede ser decisivo para la evolución de la pandemia. Hasta la situación actual, los protocolos establecidos han funcionado para que los centros escolares no se convirtieran en focos de contagios masivos, pero es cierto que en ninguna de las etapas anteriores la variante dominante había sido tan contagiosa como la ómicron. De momento, lo único que ha variado es la aplicación de las cuarentenas en las aulas, que desde ahora serán a partir de 5 casos positivos. Lo lógico es mantener la alerta constante para tener margen de actuación y la agilidad suficiente para adoptar las medidas alternativas necesarias si la situación toma una deriva imprevista.

Editorial | Una vuelta al curso escolar sin bajar la guardia