miércoles 25/5/22

Logros del corazón

Amancio González ha instalado una enorme escultura en la rotonda del complejo hospitalario: un San Jorge a caballo que combate contra la covid. Es un homenaje a los trabajadores sanitarios. Y por extensión a los pacientes: pasados, presentes y futuros. O sea, a nosotros. La han financiado Ayuntamiento y Colegio de Médicos. Amancio lo ha vuelto a conseguir. Pero no lo llames éxito, sino logro. Un verdadero artista no tiene en su vocabulario la palabra éxito, así suenen cien trompetas de oro a su paso. Sé que esto puede resultar difícil de entender en otras actividades en las que el oropel lo es todo, pero lo que afirmo se trata de una vieja verdad y necesito volver a proclamarla aquí de nuevo. La escultura de este leonés de Villahibiera es grande como lo que homenajea. La ha realizado con 50.000 piezas de metal, casi tantas como el puzle de la vida o que el misterio del amor. Amancio también es grande en las pequeñas cosas que importan. Gran amigo, gran persona. Grande su generosidad, grande su sencillez. Y grande es el cariño que muchos le tenemos. Y como esa luz que avanza hacia nosotros es la Navidad, seguiré escribiendo sobre amigos. En el bar Cristal, Paco Romo expone sus preciosas pinturas de flores y árboles, como contempladas a través de la ventana de Dickens o de la de Turner. A este empleado de la Biblioteca Pública de León, exjugador de la Cultural, puedes verle en su tiempo libre recorrer la ciudad en bicicleta o un domingo al mes limpiar el Bernesga, con los Amigos del Mocho. Qué excelente pintor. Otro hombre de logros. No se pierdan su exposición.

Siempre me gustó la vis cómica de Verónica Forqué. Esta gran actriz se ha quitado la vida, a los 66 años. Ahora está con Gracita Morales y con Rafaela Aparicio. Si fue una de las mejores intérpretes de Mihura era porque era mihuraniana. La vis cómica es una bendición, pero ¿quién hace reír a quienes nos hacen reír? Su arte fue un gran logro del humor. El cielo es un plano secuencia. Descanse en paz.

Y sí, esa luz lejana que se acerca es la Navidad. Quizá. un año más muchos volveremos a no estar a la altura de ella. Esto también es una vieja verdad. Pero hoy, todavía podemos aferrarnos al anhelo de no fallarla. ¿Lo lograremos?

Logros del corazón
Comentarios