lunes. 26.09.2022

Me conformo

Nuestra Lidia Valentín ha dicho palabras de peso, como no podía ser menos en una gran campeona internacional de halterofilia: «De mayor quiero ser feliz, con eso me conformo». Ya solo por ellas, en la antigua Grecia tendría su puesto asegurado en las próximas doce olimpiadas. De momento, aquí le va esta columna. Ah, la felicidad. ¿Conocen a alguien más sonriente que esta berciana? Para mí que realmente quiso decir, pero por humildad no se atrevió: «De mayor quiero ser tan feliz como ahora lo soy, porque más ya sería abusar».

Caminaba hace años este columnista por Gran Vía de San Marcos, en uno de esos días en los que todo era «Houston, tenemos un problema», además de con un flamante flemón... cuando vi venir hacia mí a un pesado de la variante locuaz. Me saludó con un estruendoso: «¡¡El tío que mejor vive de León!!». Miré a derecha e izquierda, delante y detrás, solo podía referirse a mí. Si no es porque ambos llevamos gafas le hubiera atizado. «Y una vez en el suelo, leña al mono», apuntará mi lectora nonagenaria. Pues, no, señora. Ensañarse, nunca, aunque estuve en un tris. No hay flemón que cien años dure y a ti —o sea, a él—, te encontré en la calle. Me limité a farfullar: «De León y del planeta Tierra puede... del espacio exterior, ya no sé». No debió de cogerme la ironía, pues al separamos aún me soltó: «yo de mayor quiero ser como tú». Entonces, ya no pude más y hube de salir corriendo para no morderle algo que luego tuviera que escupir. En esto algo sí me debió de captar, pues desde entonces me saluda con un escueto arqueo de caja, y sin pararse.

Todos conocemos a alguien que un día se encontró la lámpara de Aladino y en los tres deseos solo pidió para él. ¿Para qué quiere ahora un millón de ostras frescas? ¿para qué una tableta como la de Ronaldo? ¿para qué el número de móvil de Jennifer López, si no lo coge? La felicidad la llevas dentro y entregarla es la única forma de tenerla.

Una vez esté confinamiento haya concluido, ¿echaré de menos cuando ver cine clásico, junto con mi mujer, era lo mejor del día? ¿Añoraré mis actuales miedos y esperanzas, las risas y las penas? De momento, de mayor quiero ser como Lidia Valentín es ahora. Y con esto me conformo. ¿Dónde hay que firmar?

Me conformo
Comentarios