jueves 09.07.2020

Oro que sí reluce

Si les gusta la poesía pónganle en el calendario un gran círculo al 3 de octubre. Si además les gusta la del Siglo de Oro, entonces, incluyan recordatorio en el móvil. Y si son admiradores de Margarita Merino, como lo es este juglar de columnas, entonces, lo más fiable es colocar a mayores un gran cartel en el salón y cambiarse el anillo de mano. Bajo el título de Fulgor y conciencia: palabras de oro, recitará una selección de autores del XVI y del XVII. Residente en Estados Unidos, los regresos de esta leonesa a su «capital del frío» han sido escasos. Y menos para participar en un acto cultural, pese a que ella y su obra rebosan inteligencia, verdad y emoción. Lo hará junto a Juan Matas, decano de Letras y catedrático de Literatura, reciente autor de una excepcional edición completa de los sonetos de Góngora, en Cátedra. Para que no haya olvidos de última hora, lo apuntan además en la agenda de bolsillo y en el taco de mesa. Y me toman nueces, buenas para la memoria.

 

La actividad está organizada por la ULE, a través de su Facultad de Filosofía y Letras, con la Fundación Sierra Pambley, institución esta última donde tendrá lugar el acto, a las 20 horas. Y sí, Margarita nos trae el regalo de su voz. Recitado-reflexión, se señala en el cartel. Pese a la bancarrota de aquel Estado y a las corruptelas hubo oro en los versos y en la prosa, en la obra anónima y en el soneto de padre conocido… y en el teatro, fuese en el corral de comedias o en el palacio. Cuánto resplandor en las sombras. Podremos disfrutar de una selección de aquellos destellos, en un recital con dos voces, que tendrá mucho de proclamación a favor de los estudios de Humanidades. Lope, Góngora, Quevedo, Cervantes… irá por vuestras mercedes. En la génesis aporté una chispa de amistad.

 

Nunca he recitado ni un verso, pero barrunto que para hacerlo bien no basta con dicción inteligible y voz agradable, tampoco con echarle énfasis. Ni siquiera que los versos sean del recitador es garantía, si falta ese misterio llamado impronta. Merino y Matas la tienen. ¡Qué bello regalo nos traerá el otoño!

 

Apunten: 3 de octubre. Merino y Matas recitarán para nosotros poesía de los siglos XVI y XVII. Y será oro todo lo que reluce.

Oro que sí reluce
Comentarios