miércoles. 10.08.2022

Todos en Barataria

Este domingo, en Turienzo de los Caballeros, en el municipio de Santa Colomba de Somoza, la compañía Azar representará su Sancho en Barataria. Programa la Junta de Castilla y León. Felicidades, dicho esto: a mí los duques del Quijote de 1615 me caen muy gordos, más que Sansón Carrasco sanador a cañonazos de sueños ajenos. El gobierno de Panza fue efímero como todo espejismo. Su renuncia al cargo es bella y ejemplar, cuando proclama ante todos preferir el afecto de su burro. Por cierto, en estos días he acabado El diario de la duquesa (Edhasa) de Robin Chapman, narración inspirada en dicho matrimonio de odiosos aristócratas y su trato con Cervantes. Publicada en España en 1983, me atrajo por estar traducida por Julio César Santoyo, quien luego sería rector de nuestra Universidad, y José M. Santamaría. Fue aquel quien propuso la publicación. Estaban traduciendo para esta editorial nada más y nada menos que El Silmarillion, de Tolkien. Se les pidió que tradujesen antes El Diario, obra mucho más corta. Se pusieron enseguida a ello. No es un texto para leer a la hora de la siesta, sino intenso y experimental. Cuando llegaron las galeradas comprobaron atónitos que les habían hecho más de 1.300 cambios. Exigieron explicaciones y se les dijo que tenían personal para unificar los estilos, y que el departamento se ganaba así el sueldo. Chapman les respaldó al negarse a aceptarlo (su mujer era la traductora de Lope al inglés). Tras ardua labor, mandaron reajustes y se prometieron no firmar más encargos que no garantizaran respeto a su labor. La editorial no aceptó tal cláusula para El Silmarillion y no siguieron, aunque llevaban traducidas 200 páginas. ¿Perdieron una importante traducción? Sí, pero las baratarias hay que dejarlas cuando antes. Conducta, diría don Quijote.

Sancho abandonó voluntariamente la burla orquestada por los duques: «(…) desnudo nací y desnudo me hallo, ni pierdo ni gano, bien al revés de como suelen salir los gobernadores de otras ínsulas». Conducta, en efecto.

Todo ha ocurrido antes, en la realidad y en la ficción. Pero hay que volver a contarlo para las nuevas generaciones, pues todo se diluye. Solo queda el consuelo de la conducta. ¿Cuál fue, lector, tu Barataria?

Todos en Barataria
Comentarios