viernes 22/10/21

In memoriam

De entre los muy ilustres nombres que León ha dado al mundo en diferentes ámbitos científicos, artísticos o literarios, en el artístico-musical hay dos que destacaron singularmente en el pasado siglo XX: el primero, Odón Alonso González, maestro Odón, sobre todo en la demarcación provincial y regional de León, y el segundo, Odón Alonso Ordás, a nivel nacional e internacional. Al cumplirse ahora el décimo aniversario del fallecimiento de este último, bueno es dedicar unas líneas al maestro en este periódico leonés que tantas veces publicara entrevistas y crónicas de conciertos de uno de sus más destacados conciudadanos y artistas.

El maestro adquirió sus primeras nociones musicales de la mano de su progenitor pero, como él mismo declarara en muchas ocasiones, de su padre no solo recibió conocimientos sino algo quizás más importante: «el amor a la música».

Estudiante brillante, realizó sus estudios musicales en el Real Conservatorio de Música de Madrid obteniendo las más altas calificaciones y culminándolos con premios extraordinarios y menciones de honor en las disciplinas de Piano y de Música de Cámara.

Terminada su etapa formativa, comenzó una breve carrera artística como intérprete de piano ofreciendo su primer concierto en el Cinema Azul de León en diciembre de 1950 y su primer concierto con orquesta en Valladolid en abril del año siguiente con la Orquesta Sinfónica Municipal de esta localidad bajo la dirección del maestro Mariano de las Heras. Aún ofrecería algunos conciertos más como concertista de piano antes de vincularse al mundo directoral como director de coro, primero y, como director de orquesta, después.

Tras varias estancias formativas internacionales en el campo de la dirección orquestal, pronto asumió responsabilidades directorales al frente de varias agrupaciones orquestales antes de adquirir la titularidad de la Orquesta Filarmónica de Madrid después de la cual vendría el nombramiento de director titular de la Orquesta Sinfónica de la RTVE, que ostentaría durante dieciséis años, la titularidad de la Orquesta Sinfónica de Puerto Rico y, a continuación, la de la Orquesta Filarmónica de Málaga, configurando un palmarés directoral que abarca a la mayoría de las orquestas españolas y a un buen número de orquestas extranjeras de los cinco continentes.

Artísticamente inquieto y comprometido con la música de su tiempo, el maestro Odón Alonso fue un auténtico adalid de la música española estrenando numerosas composiciones orquestales de autores españoles y siendo uno de los mejores embajadores de la música española en el extranjero.

Sirvan estas líneas de homenaje y recuerdo a uno de los más ilustres leoneses, a un ser humano excepcional y a un artista de talla y renombre internacional, el maestro Odón Alonso Ordás. Siempre en nuestra memoria y en nuestro recuerdo.

 

(*) Fernando Pérez Ruano es doctor en Humanidades, musicólogo y compositor. Académico correspondiente en Madrid de la Real Academia de Bellas Artes de San Telmo.

In memoriam
Comentarios