lunes 10/5/21

León solo hay uno

Después de haber sido llevado a rastras a campañas publicitarias en las que destaca la ausencia de concordancia de sujeto, verbo y predicado, esto que alumbra la promoción turística leonesa en las marquesinas y viseras de acceso al metro de las grandes ciudades suena a música celestial. Como que fueron los ángeles del señor los encargados de escribir el guión de la campaña, el esquema, capaces de acertar en cuatro términos con toda la filosofía política que empeña desde hace cuarenta años el futuro de esta tierra; con ello, la expectativa de la gente, de la que tiene que hacer la maleta, y la que asume con antelación la condena de los suyos, de la siguiente hornada del árbol genealógico que con la matrícula del instituto ya reserva pasaje en el tren que tendrá que tomar para encontrar un lugar en el mundo entre ese concepto sociológico de que el trabajo dignifica a la persona. Hay que felicitar al autor o autores del mensaje, en medio de este temporal que arrecia, en medio de la tormenta que a diario engarza noticieros que en diez minutos de emisión repiten setenta veces siete Bosnia y Herzegovina. Para conocer el propósito del medio, no hay como analizar el mensaje. Bosnia y Herzegovina patrocina el tiempo; Bosnia y Herzegovina alumbra la noticia económica de la jornada; Bosnia y Herzegovina parte y reparte los fondos de la UE; Bosnia y Herzegovina en el diario hablado de Bosnia y Herzegovina. Yunta de Bosnia y Herzegovina. Llega al punto, que un ayuntamiento del alfoz se atreve con un spot para promoción del comercio local en navidades en el que la construcción sintáctica hace creer al oyente que también va a consumir en Bosnia y Herzegovina, y no en las tiendas de la carretera de Alfageme, por ejemplo. Nada que pille de sorpresa a los sectores leoneses afectados; escaldados, de sobra, desde aquella tarde en que la promoción gastronómica de León en un concurso de la tele incluyó un plato de Gredos, que, como todo el mundo sabe, vierte aguas a la Valduerna. Justo, estos días de supermercados que llaman al consumo con la cantinela del cordero castellano. Este León solo hay uno (gentileza de la RAE) se ofrece como salida de paz para gente que corre a subirse al metro. El éxito crea enemigos; muchos. Los impulsores del lema tienen que decidir; si lo mantienen o si renuncian al éxito para no hostigar (más) al poder.

León solo hay uno
Comentarios