sábado. 04.02.2023

Comunicar, formar y reivindicar

El Círculo de Bellas Artes de Madrid acogerá la próxima semana el XIII Congreso Nacional de Periodismo Ambiental. Durante dos días, el miércoles y el jueves, periodistas, divulgadores y científicos tendremos la oportunidad de analizar la manera en la que la información medioambiental llega a los ciudadanos. No es una información cualquiera, ninguna lo es, pero en cierto modo tenemos que ser conscientes de la inmensa responsabilidad que tenemos los periodistas medioambientales cuando nos sentamos delante de un ordenador.

 

Comunicar biodiversidad, la emergencia del siglo XXI, es el título de este congreso donde se hablará del ‘día a día’ del periodismo que ahora mismo aborda la ecología, los nuevos hábitos de vida que requiere el planeta y sobre los retos a los que se enfrenta la defensa del medio ambiente cuando entra en conflicto con determinadas actividades económicas. No es tarea fácil. Para empezar hay que tener la conciencia muy verde, y creer firmemente en que nuestra voz, nuestras palabras y nuestra imagen pueden ayudar a difundir esos principios irrenunciables sin los cuales la biodiversidad está abocada al fracaso. Sin medias tintas, sin divagar y tampoco sin alarmismos innecesarios, la información medioambiental, como todas, debe ser precisa, objetiva, veraz, argumentada y reivindicativa. Eso sí, hay que ponerle pasión, como a todo en la vida, y cierta rebeldía, sobre todo ante las imposiciones, vengan de donde vengan. Está ampliamente demostrado que el periodismo es un arma muy poderosa. El cuarto poder, lo llaman, por la influencia que tienen los medios de comunicación entre la sociedad y opinión pública y, sobre todo, en gobiernos y políticos. Aprovechemos ese poder que tenemos entre las manos para lograr ese fin último que es la sostenibilidad de la Tierra. Eso sí, sin ser unos meros ‘queles’ —periodistas que escriben al dictado de las instituciones—, con opinión y determinación, con valentía y responsabilidad, y sin dejarse cegar por radicalismos que nos alejen de la idea de que en este planeta Tierra estamos todos abocados a entendernos y a buscar ese equilibrio que evite que algunos vean en la conservación una amenaza a su forma de vida, y que esa forma de vida suponga una amenaza para ese fin último que es la sostenibilidad.

Comunicar, formar y reivindicar
Comentarios