viernes. 01.07.2022

La culpa es del cambio climático

El cambio climático es una realidad innegable. Podemos seguir pensando que el tiempo está loco o justificar con trasnochados refranes estos cambios que nadie entiende. Mientras que media España sigue en alerta de incendios por altas temperaturas —en León hoy rozaremos los 30 grados—, el sureste peninsular se ahoga por culpa de la gota fría que ha descargado en las últimas horas hasta 300 litros por metro cuadrado, lo que ha desbordado ríos que se confunden con carreteras, arrastrando todo a su paso, incluidas vidas humanas, y dejando dantescas imágenes que nos recuerdan más al apocalipsis que a la soleada y apacible costa del mediterráneo español. Este derroche hídrico contrasta con las restricciones de agua impuestas a menos de 500 metros de allí, concretamente en Arenas de San Pedro, Ávila, donde ayer el Ayuntamiento elevó la prohibición de regar huertos y jardines, así como de llenar piscinas, lavar coches y limpiar la vía pública, debido a las complicaciones derivadas de las «escasas precipitaciones» de los últimos meses. Podemos seguir pensando que el cambio climático es un invento de los grupos de presión o de las ideologías que van en contra de los intereses nacionales, como recientemente afirmó en unas —como siempre—reveladoras declaraciones Santiago Abascal, dirigente de Vox, el único partido que no ha hecho ni una sola referencia de este tema en su programa electoral, y que se ha atrevido a contradecir los estudios de más de 16.000 científicos reconocidos internacionalmente. En las antípodas de estas afirmaciones está la ministra en funciones para la Transición Ecológica, Teresa Ribera, que si algo sabe es de cambio climático y calentamiento global. De hecho su plan para la transición energética remitido a las instituciones europeas el pasado mes de mayo fue calificado como el mejor de todos los presentados por los 28 países que integran la Unión. En su comparecencia por las inundaciones de ayer, reconoció que aunque las lluvias torrenciales no son un fenómeno nuevo, este tipo de episodios son más frecuentes y se repiten en períodos cada vez más cortos. Estaría bien que ponga su laureado trabajo en marcha ya. Además, el día 27, que está a la vuelta de la esquina, se celebra la Huelga Mundial por el Clima, que en el caso de España, cuenta con el apoyo de más de 300 organizaciones. La emergencia climática nos llama a la calle. Salgamos.

La culpa es del cambio climático
Comentarios