miércoles 25/5/22

Los lobos son ahora más lobos que nunca

Toda batalla, por muy dura que sea, tiene su victoria, y la librada por los defensores del lobo ibérico está empezando a dar sus frutos. No me refiero a la sentencia emitida esta semana por la Audiencia Nacional, que también, en la que se desestiman los recursos de las llamas comunidades loberas para que se suspenda la medida cautelar que prohíbe cazar lobos hasta que se resuelva el contencioso que les enfrenta al Ministerio para la Transición Ecológica y Reto Demográfico por su inclusión en el Listado de Especies Silvestres en Régimen de Protección Especial (Lespre). Me refiero a la evidencia de la que se quejan ahora los cazadores, algo que indudablemente es indicativo de que las cosas, respecto al lobo, se están haciendo bien. En la web del Club de Caza denuncian que la proliferación del lobo está acabando con las poblaciones de jabalíes y corzos de sus cotos de caza, ya que la presencia del depredador ha provocado una disminución de un 70% de piezas abatidas esta temporada. Pues ya estaría, ¿no? ¿Donde está problema ahora? Cuando ataca al ganado, el lobo es un problema, y cuando lo hace a la fauna silvestre, pues parece que también. A lo mejor esperan que se haga vegetariano... Lo que se ha conseguido con la prohibición de cazar lobos es que, esta especie, que es un depredador natural, vuelva a hacer lo que siempre ha hecho, cazar, y cazar piezas de su entorno. Es lo que se llama regulación de los ecosistemas. Con la caza, las mandas quedaban desestabilizadas, ya que casi siempre acababa abatido el ejemplar que se encargaba de buscar presas, por lo que el resto de los ejemplares iban en busca de la comida fácil que brinda el ganado. Ahora, las manadas actúan donde tienen que actual, evitando las superpoblaciones de jabalíes, que tanto daño ocasionan a la sociedad, ya que destrozan cultivos y provocan accidentes. Lo mismo que los corzos, y demás especies, cuyas poblaciones crecen, en muchos casos, avivando la sarna que afecta ya a gran parte de las reservas.

Tan beneficioso es el papel de los lobos en el medio natural que hasta la sentencia de la Audiencia, a la que antes me refería, no quiere levantar la suspensión que prohíbe matar lobos por el daño al ecosistema que provocaría, un daño «irreparable», matiza.

Los lobos son ahora más lobos que nunca
Comentarios