sábado. 02.07.2022

Edificio de la Cámara de la Propiedad Urbana

A finales de 1960, Ramón Cañas Represa, recién titulado por la Escuela de Arquitectura de Madrid, firmó, con su padre Ramón Cañas y del Rio, este edificio para la Cámara Oficial de la Propiedad Urbana de León en la calle Santa Nonia 6, cuyas obras dirigieron con Mariano González Flórez como aparejador. Proyectaron un sótano para almacenes y servicios del inmueble, la planta baja con locales comerciales y el portal en el eje, la primera para oficinas de la Cámara, cinco plantas para 10 viviendas, un ático retranqueado con dos más y otra pequeña en el sobreático, todo relacionado por escalera y dos ascensores: principal y de servicio. Instalados en el funcionalismo, distribuyeron las viviendas en tres zonas: «de estancia» orientada a la calle, «de dormitorios» situada al fondo, y la «de servicios» entre ambas, interrelacionadas por un iluminado pasillo que se dilata o comprime en función de los espacios a los que sirve. Concibieron el alzado principal simétrico, como un plano quebrado que muestra paños de ladrillo visto aparejado con llagas continuas, resaltando piezas alternas con evidente voluntad expresiva. Y dispusieron grandes vanos abiertos a terrazas de refinadas barandillas metálicas en el centro y petos ciegos en los laterales, diseñadas con planta romboidal «para permitir un mayor soleamiento» de las estancias a la calle. ¿Higienismo?... ¡Puro racionalismo de posguerra! Y otro espléndido ejercicio de los Cañas en aquel León que, poco a poco, despertaba al Mundo Moderno… Me invade la melancolía al recordar la cerámica de colores primarios que revestía antepechos y dinteles de fachada.

Edificio de la Cámara de la Propiedad Urbana
Comentarios