sábado 21/5/22

Edificio Covadonga

CCuando, en 1988, Robert A.M. Stern publicó su celebrado libro «Modern Classicism», Fernando de Andrés ya estaba construyendo este edificio (1986-89) en la calle Covadonga, promovido por Covadonga S.A. y cuyas obras dirigía con Luis Roy, José Luis Santos y José Luis Ulibarri como aparejadores. Había concebido el inmueble con estructura de hormigón, dos sótanos para aparcamientos y servicios del inmueble, planta baja con locales y los accesos peatonal y rodado segregados, cinco plantas para quince viviendas —tres por nivel—, y bajo cubierta trasteros, perfectamente conectados por dos ascensores y una escalera abierta al patio de manzana, cuya fachada ideó de ladrillo visto con terrazas protegidas por barandillas y celosías correderas de chapa metálica.

C/ Covadonga, nº 4. OVIDIO PRIETO, 2021

En contraposición y, sin duda para otorgar «complejidad» al edificio, dispuso un frente a la calle simétrico con la típica división tripartita. Basamento con portal en el eje. Cuerpo principal revestido de piedra de Villamayor con elegantes paneles curvos prefabricados de hormigón en los balcones, y carpinterías reticuladas de aluminio en vanos y galerías pareadas de proporción vertical, cuidadosamente dibujadas entre estilizadas «semicolumnas» del mismo material. Arriba un tercer orden de pequeñas ventanas seriadas con un balcón central y otros dos en los extremos cerrados por barandillas de chapa entrelazada y recercada. Y para completar la composición, remató la fachada con un atractivo pretil adornado con cuadrados ciegos y realce curvo en el centro… Todo con el debido respeto al entorno, innegable voluntad de estilo y… ¡Muy posmoderno!… Un espléndido ejercicio de ese «clasicismo» ponderado por Stern.

Edificio Covadonga
Comentarios