miércoles 8/12/21

Casi siempre en Segunda B por méritos propios

Soporífero y alarmante a partes iguales. Así es el enésimo proyecto deportivo de la Cultural en busca del fútbol de plata, un mantra acoplado a la chepa del club que temporada tras temporada se repite en un bucle infinito pero cada vez con menor inyección económica y por ende peor plantilla. Aunque eso sí, con la soga constante al cuello de los socios y sus carteras, a quienes obligan a rascarse el bolsillo so pena de dar al traste con los pocos derechos que les otorga su escaño en un Reino cuyo rey lo hace todo por el pueblo pero sin el pueblo. Cinco puntos de nueve en juego se han ido ya al limbo de un equipo por ahora plano, falto de ideas ofensivas y carente de plan b. De poco vale sobar el balón durante 90 minutos si tu rédito en el área rival se traduce en dos paupérrimos disparos del lateral. Nadie encara, todos la quieren al pie y el arte del regate suena a insulto en una plantilla donde solo Sergio Marcos y Pipo ofrecen otra cosa. Son el oasis en un desierto del que pocos creen ya que se pueda salir. Da igual la moto que vendan. Aira o Cabello. Si la mayor parte de tu historia te la has pasado en Segunda B, por algo será

Casi siempre en Segunda B por méritos propios
Comentarios