domingo 28/2/21

Maneras del palmar

Dos clubes, separados por apenas unos metros de distancia sí, pero uno de élite —el Ademar— y el otro que ni siquiera milita en una categoría profesional —la Cultural—. Dos formas de gestionar las arcas, dos filosofías muy distintas en lo que a los banquillos se refiere —uno acostumbrado a ganarlo casi todo y el otro sin plan B ante la adversidad— y sobre todo, dos maneras diametralmente opuestas de palmar contra el líder de turno. Los de Cadenas afrontando un calendario infernal, con una plantilla corta y frente a un todopoderoso de Europa al que tutearon durante largo rato —ah, y con los octavos de final de la segunda máxima competición continental asegurados—. Los de Idiakez, por su parte, deambulando por el campo como pollos sin cabeza, incapaces de generar fútbol, de competir, de guardar las vergüenzas, de dar la talla con los grandes. Dos estilos a la hora de repartir los palos en sala de prensa, de hacer autocrítica y de vender la moto. Una moneda con dos caras que siempre sale cruz para los mismos y, por no cansar más al respetable, dos sentimientos encontrados a la hora de entender los fracasos.

Maneras del palmar
Comentarios