miércoles 8/12/21

La nueva 'anormalidad' del balonmano

El enésimo ridículo. Eso es lo que está protagonizando la ya de por sí malograda Liga Asobal, que justo la campaña más incierta de cuantas se recuerdan —con la nueva ‘anormalidad’ marcando el ritmo de todo lo que rodea al deporte— apuesta por una competición regular de 34 jornadas a las que se suman dos copas, Europa en el caso de Barça y Ademar, un Mundial y Juegos Olímpicos.

Un cóctel imposible si en la ecuación se cuela el covid, que ya ha dado al traste con varios partidos... y lo que te rondaré morena. El BM Logroño solo ha podido disputar dos encuentros y los más afortunados cinco de siete jornadas. La mayoría de presidentes hizo oídos sordos a las advertencias de la Federación Española, que insistió —sin éxito— en instaurar dos grupos para aligerar fechas. Pero prefirieron jugársela a cara o cruz en pos de una recuperación económica que, aunque entendible, se antoja insensata. Dudo mucho que se acabe jugando todo. Ya hay algún mandatario que ahora le ve las orejas al lobo y pide cambiar el sistema en la segunda vuelta. Una adulteración sobre otra. Una vergüenza de gestión. Lo triste es que ya no sorprende a nadie.

La nueva 'anormalidad' del balonmano
Comentarios