lunes 6/12/21

Otros 40 años en Segunda B

El balonmano es el único deporte verdaderamente arraigado en León, con permiso de un baloncesto perdido en el limbo y una Cultural instalada en la mediocridad. Su afición —ya sea la del Ademar como la del Cleba— es fiel pase lo que pase, se siente identificada con el proyecto y aunque no todo sean perdices saben que la ambición deportiva nunca se pone en tela de juicio. Desde principio de temporada los objetivos quedan claros se consigan o no; los de Cadenas pelear por Europa y colarse en alguna final de Copa. Las de Moreno ascender a División de Honor. Los de Cabello, Idiakez, González... pasearse por los campos incapaces de ganar tres partidos seguidos pero sí de perder cinco. Aunque no importa, porque el mensaje de la directiva es que la categoría de bronce basta, que la Pro era un logro y que lo mejor para el respetable es quitarse de la cabeza eso de ascender a Segunda. Lamentable. Y ahora encima como el oro catarí comienza a relucir por su ausencia toca vender la moto de la cantera y abonar el terreno para que los socios renueven su carné cuanto antes con un mensaje de ilusión y esperanza. «Lo de subir hay que plantearlo a medio plazo». Otros 40 años.

Otros 40 años en Segunda B
Comentarios