viernes. 27.01.2023

Es tarde ya

Épica crónica de Jabois, primera nit de les fogueres. La cerró magistral: Son las dos de la mañana, se escuchan sirenas y el sonido, arriba, del helicóptero. Es tarde ya en Barcelona, aunque nunca se sabe para qué.

 

Ya es tarde allí... y aquí... ¿demasiado tarde?... sí... el violento Fondo Sur del soberanismo luce la licencia corsa que le regala el gobernante, que le exige el balcón que grita trapos o vítores y que le bendice la diosa Llibertat y todos los dioses de Oros, Bastos, Copas o Cruces que en esta guerra, como en todas, se citan encantados porque dicen que se les invoca mucho o les contratan.

 

Pero una mecha encendida jamás se apaga a salivazos. No insistan. Tienen a la población en ascuas (¡tanta hoguera!) y apretando el culo por si nadie impide que la chispa llegue al catapún. Pero una vez demostrado que ya pueden escacharrar ciudades y servicios, ahora procede mostrar procesiones cívicas y risueñas, «fiesta nacional» cada día atorando autovías y enfilando a la capital con jubilosa rebeldía retransmitida al instante. Ilusionante. Emocionante. Momento estelar estelado. La Historia mira.

 

Pero los veinteañeros hijos de burguesa o charnega que comandan el jolgorio reventón han encendido un videojuego real, ideal, total y patriótico de muy intensas emociones; no será fácil que lo apaguen; ni padiós; esa sensación de verse astutos y audaces guerrillistas de fe fija en la victoria jamás la pudieron sentir tan electrizante; subidón; y el humo de la mecha narcotiza; sin olvidar que octubre se hizo para la vendimia y las revoluciones (a rusus y asturianus gustoles esti mes una burrae). Además, al chaval radical no le riñen en casa por irse a quemas, al contrario, si llega chamuscao, le honran, le miman, la prima se le arrima... y el mosén le bendice o le oculta, el Torra le jalea, el rector le da permiso para grillarse tres días y los mossos -molt macus, noi- le avisan por dónde vienen los civiles. Uf, dan ganas de irse allá, qué excitante, cuánto apretón de masa fraterna, revoltosa, borracha de patria y cuántas bragas flojas o guerreras. Pero «es tarde ya». Están todas «muy pilladas». Y todos.

Es tarde ya
Comentarios