miércoles 15.07.2020

Guerra perdida

Otra más. Pierda usted esta guerra también, la de su lengua, no le dé vergüenza ni coraje. Ya ve cómo a menudo la acosan y asaltan por detrás, por delante o por encima, a menudo violándola, aunque en ese caso no se alarme y fíjese en la autoridad, en alguna concejala cultural o deportiva de cualquier sitio, por ejemplo, alternativa o latiniparla, que lleva una camiseta diciendo en letra bien grande: Because there is not planet B... gran compromiso con la lengua imperial y ¡cuánta conciencia verde y planetaria! (quizá lo local le quede más lejos)... Because there is not planet B... ¿entenderán todos sus súbditos esa lengua?, ¿que no?... pues hagan caso a la autoridad que, con esa camiseta y tantas actividades tituladas en inglés rampante que paga su concejalía, parece darnos el viejo consejo de «si te van a violar la lengua, relájala y goza»; es decir, relaja la aviejada lengua madre y goza la del violador que alardea además de puto padre con simpática altanería; o dicho en román paladino: chúpasela. Eso es lo que va sugiriendo esa camiseta concienciada y posturil y los tantísimos que están en ese club de acomplejados que disimulan sus déficits bajo el paraguas lorito de la lengua del colonizador.

Blacks life matter... ¿Sigue lego el lector?, ¿no entiende esto porque el inglés no le llegó al pupitre en su tiempo o porque «moro viejo no aprende lenguas»?... pues con usted no harán mucho negocio, ni usted con ellos en estas calles donde cada día crecen los rótulos en inglés a la vuelta de cada esquina como si fuéramos un suburbio de Bristol o los últimos en llegar a la Commonwealth pidiendo amparo y escudilla... o un merecido leñazo en toda la boca donde un día tuvo su trono nuestra lengua madre, la identidad de uno, la lealtad a la tribu, la voz del pueblo y las palabras más bellas de nuestros tatarabuelos... pero en alguna concejalía impertinente se dispusieron a celebrar 12 actividades y foros públicos llamándolo el Working Woman Day, con un par... o-varios... y después inauguraron una de Llingua y Refajo, que va en la moda y el pacto, muérete de la risa.

Guerra perdida
Comentarios