miércoles. 29.06.2022

Pastores, venid

Fue el consejero a visitar el Ecomuseo de la Lana y una explotación ovejera en Salamón y dijo que hay que impulsar la trashumancia y revitalizar la ganadería en pastos y puertos de montaña por los cuantísimos beneficios que reporta. Joder, eso no se dice siendo titular de Fomento, ¡se hace, paisa!, nadie tiene más medios que tú, murmuró leyendo el periódico, ya pringadete de café y con algún dedazo grasiento, un parroquiano que parece andar siempre escocido o revirao y al que, si le das los buenos días, te replica en cazurrés vernáculo con un ¡serán pa ti!

Algo de razón lleva, aunque el consejero alegó que ya se mejoran accesos o cañadas y se plantea cobertura digital para que en esas alturas perdidas no sigan incomunicados los de la casta pastoril (anota de arriba a abajo: mayoral, rabadán, compañero, persona, sobrado y zagal, pastores todos, aunque hoy uno solo es todos a la vez, no hay más, adiós ritos y vieja jerarquía). Sin embargo, para que vuelva el ganado de lana o cuerna a aprovechar lo que abandonamos y nos empobrece (son cientos las brañas y puertos que hacen corredor todo este norte montañoso de Ancares a Sajambre), hacen falta más que promesas a ganaderos menguados o buenos ánimos al viento y, sobre todo, faltan pastores, que ya no se fabrican y tampoco quedan tres con el oficio aprendido y, menos aún, con ganas de atarse por escasa soldada a un oficio que te roba el día de sol a sol, el verano de noche a noche y te muerden la salud los elementos de la peña del trashumante o del páramo transterminante. Vida dura, sí, aunque aquí siempre le cupo al pastor el derecho de meter la «excusa» en el rebaño del patrón (dicho en leonés, del amo, ese absoluto que nos parió), y cuando la excusa le vaya creciendo y su hatillo de ovejas sea un hato y de ahí pase a rebaño, el pastor podrá decidir si quiere independizarse, tener aprisco y ensayarse como hombre libre... así creció tiempo atrás este mundo del ganao borrego... pero ¿cómo es que no hay una Escuela de Pastores en la tierra más ovejera de España?... ¿y tampoco cabe en la FP de Celaá?...

Pastores, venid
Comentarios