martes 22/9/20

Lo primero, destruir

M irad lo que dice la paisana Lomana (Carmen de Ordoño valiente, Carmen de Ordoño escayola, Carmen sin bata y con cola, pero cristiana y patente), interrumpió Octavito leyéndonos un titular llamativo en un periódico de trinchera que flirtea con lo irrazonable: «Carmen Lomana: Lo primero que tiene que hacer Sánchez es destruir iglesias». Caramba... Sócrates se atragantó, Peláez se quedó ojiplático, Mentxu Knorr -que nos acaba de llegar de Sanse- no contuvo un gritito escandalizado que hizo voltearse a media terraza, jeeesús, y el que suscribe puede dar fe ante notario apostólico de que el hielo de nuestros gintonics se disolvió al instante como si un retablo ardiendo les hubiera caído encima; inexplicable; ¿fue quizás una señal?... porque lo de la Lomana era pura soflama incendiaria: ¡a las barricadas, a por los curas, hale, a quemar otra vez conventos! (o catedrales, hoy de moda en París, Nantes y Plasencia; el quemar, esa vieja seña de la izquierda bolchevique que ahora viste chándal bolivariano, dice el voxeador)... ¡cosas veredes, amiga Sancha!, dijo una Quijota.

La geografía errática y cagasentenciosa de esta paisana podría explicar ese pedo de miliciano azufrao; hace no tanto lucía amistad con Monedero, tomaba cañas con él y se hacía fotos en mítines de Podemos. La coña ibérica le dijo La Fashionaria de los indignaos. Era posturita. Tras las cañas, a la vuelta del bar, se le apareció en el cielo un guerreador de mediabarba chiva más luminoso que un sangabriel y ya fue de Vox como de toda la vida, candidata al Senado y todo, hay que ver.

Pero no es igual meter un titular por la oreja que por el ojo. Envasado el tercer gintónic, la lengua de Otavito toreaba a la prosodia y, leída, la cosa era bien distinta: Lo primero que tiene que hacer Sánchez es destituir a Iglesias... ah, carallo, destituir al Pablo... cambia todo la cosa, pero insistió: destituir también es destruir, aniquilar... ¿seguro que no reza la tía finolis por la desaparición de Iglesias y, si Dios quiere, de toda su raza?... pues eso, destruir, extinguir, perfume de las derechas extremosas.

Lo primero, destruir
Comentarios