miércoles. 29.06.2022

San Serenín mejor

Bronca anunciada. Arden allí las palabras. Llegan las manos. Hasta la autoridad pide escolta viendo masa sublevada frente al untamiento. Resulta que no fue tan ejemplar esa fusión con referendum en sospecha, ni la mayoría de habitantes de Don Benito estaba tan de acuerdo en unirse a Villanueva de la Serena creando la tercera población de la provincia, ni mucho menos habrá un acuerdo o aceptación de uno de los dos nombres que propuso una comisión de expertos elegida al efecto, teniendo que optar la nueva localidad entre Concordia del Guadiana y Mestas del Guadiana, nombre cursi y mentira floja el primero y sin ninguna gracia el segundo por ser sólo adjetivado, mesta, que viene del latín mixta, mezcla, o sea, mestizaje, y eso gusta poco o nada en tiempos del yo, la raza y lo nacional, así que en Don Benito no tragan y seguirán siendo dombenitenses y no concordios o mestizos, digo, pues el gentilicio oficial suena de pena: concordenses o mestenses (y los alcaldes acaban de chafarme el artículo porque justo ahora rectifican y ya no habrá ni Concordia ni Mestas). En fin, no será fácil enterrar o renegar tan drásticamente del nombre original grabado a buril en el córtex cerebral de aquella gente. Por eso este corrillo les sugirió en su día un nombre que retuviera ecos de los dos para hacerlo familiar al poco y que, además, entronizara lo femenino, tan socorrido y recurrido hoy; y es que el nombre que propusimos tiene gracia y grandeza: San Serenín de Doña Benita. Nadie dirá que no es guapo a rabiar; tiene la musicalidad y teatralidad clásica de una obra de Calderón o de Lope. Sí señor, San Serenín mucho mejor. Los pueblos que acaban en «ín» tienen campanilla y además inspiran cierta ternura y acogimiento. Por eso nos parece triste y tonto que los de Candín quieran enterrar su nombre para llamarse ahora Ancares por quedarse en exclusiva lo que parece un todo y cabreando además a la vecindad. Tan tonto como fue cambiarle el nombre al pueblo bañezano de Sacaojos en 1957 para llamarlo Santiago de la Valduerna. Eso es perder categoría.

San Serenín mejor
Comentarios