martes 20/10/20

Un tiro en el pie

T iene el catalán, como el japonés, el suizo o el araucano, cosas de copiar que mejorarían sin duda nuestra vida liosa, aunque el nacionalero altisonante niegue todo lo que pueda venir de ese trozo de España, haciéndolo además con odio explícito y como si ya no fuera España, algo muy desconcertante porque el tío no cesa de clamar a voces justo lo contrario, que Cataluña (así, con ñ de caña, toma castaña) es España y no hay más dios; y si hay que asegurarlo metiendo tanques por la Diagonal, mucho mejor, que no hay argumento más tapabocas que la bocacha-cañón de un carro acorazado, dijo atizándose el penúltimo chupito y creyendo que por negar al catalán y a lo catalán arreglará su propia ruina de la que el único responsable es él por incompetencia, vagancia, trampas o «más vale onza de trato que arroba de trabajo» (trato, pero con comisión o favor, no jodamos el invento).

Este es un país de tratantes, apañeros y vueltas ociosas a ver qué coño cae o qué dan, dijo Peláez tras un vacile algo paleto al fondo de nuestra terraza, oyendo toda la parroquia al que más pitaba de una peña de cuatro indicándole al camarero ¡tráiganos ahora burbujitas finas!, que hay motivo... ¿ponemos un cava, señor?, sugirió el servicial empleado... eso que se lo meta el Torra por el culo; aquí nos trae usted un champán francés como Dios manda... y se pidió un Veuve Clicquot sabiendo que no lo habría y dejando claro que solo quería darse el pote en alto y, de paso, patada al vecino de propina. Más nos jode Francia, pero... Y gratis le salió el tiro al payés, collons. Pero el insensato se lo dio en propio pie: La mitad de los que trabajan el cava, como todo lo demás de Cataluña, es española o pide seguir siéndolo, ¡la mitad! Contra ellos y su vida ya difícil fue también el rejón de castigo del cazurrote prendemechas que al burgués catalán se la sopla, no al xarnegu que lo paga caro con ertes y paros. ¿Y ese patriota trata a esos hermanos españoles como víctimas colaterales con tal de joder al catalán-catalán?... Caín le hará teniente. Norabuena.

Y volvemos a lo mismo.

Un tiro en el pie
Comentarios