sábado 23/10/21

Una de matachines

Alguno ya lo ve: un nuevo Medievo vendrá a esta ciudad, pero no con aquellos judíos que llegaron de muy lejos constituyendo una comunidad próspera y sentando en tribunales tantos jueces suyos como cristianos, dando así una idea del peso alcanzado y la envidia-tirria que fue cogiéndoles la cristiandad vieja hasta llegar a los acosos y sucesos que dieron origen a lo de matar judíos en Semana Santa... o en Navidad o agosto hasta acabar en persecución y final expulsión. Pero en el nuevo Mediouevo los judíos serán chinos.

El Oráculo de Pedrún, con precisión atribulada, nos hizo saber que aunque los economistas ya lanzan alertas, China crecerá de forma brutal al salir los primeros de la peste, saneada su economía y capaz de intervenir financieramente en todo el mundo, colonización económica que les permitirá comprar e invertir en todo lugar. Los todoacién y los lollitos plimavela que tanta gracia hacían irán comprando negocios y locales que la pandemia dejará en la ruina y la crisis siguiente a precios de desguace. Se harán dueños de la mitad de la hostelelía del Húmedo y un lico comelciante de Shangai comprará Antibióticos y la Cultural, dejando al Ademar a saudíes o inversores indios con los que mantendrán pactos de influencia. En 2047, la comunidad china en León alcanzará los quince mil logrando casi paridad en la Cámara de Comercio por volumen de negocio local, aunque se resistirán a entrar en instituciones y política al serles siempre más cómodo y barato comprar un diputado o concejal que fabricarlo y que se les vea el plumero. Pero en 2050 surgirá un movimiento de antipatía popular, Lleoun Heríu, que celebrará cada 24 de abril con bascas juveniles emborrocadas apedreando establecimientos chinos y saqueando algún negocio, pues ese día se jalarán de cinco en cinco las pastillas euforizantes llimonae speed, entonces muy populares en los tecnobares, pasando a llamarse matachinos, matachines en siglos posteriores por corrección política, pues se hará ya tradición cada abril de independencias líricas el ir de matachines.

Una de matachines
Comentarios