lunes 29/11/21

A vueltas con el coronavirus

La situación por la que atraviesa España en relación con el coronavirus debería hacer recapacitar a la Real Federación Española de Fútbol con sus competiciones no profesionales, sobre todo con el fútbol sala, por ser un deporte que se práctica en un recinto cerrado. Son ya varios clubes los que se han retirado de competición por temor a contraer el virus, mientras la RFEF da la espalda al problema, mantiene su disputa, castiga a los equipos retirados ante el miedo por falta de seguridad a su entender con el descenso de categoría y no poder ascender en la siguiente.

En lugar de aplazar ‘sine die’ su celebración a la espera de una mejoría que permite su disputa con algo más de seguridad todo su problema se centra en que los clubes se encarguen de todo, obligando a todos sus integrantes a firmar un documento de responsabilidad en el que se exime a la Federación de cualquier tipo de reclamación por parte de los participantes si durante el transcurso de un partido hubiera un contagio entre los jugadores y cuerpo técnico que disputan el mismo. Lo importante para la RFEF de ‘salvar su culo’ sin importarle lo demás porque hay mucho dinero en juego.

A vueltas con el coronavirus
Comentarios