sábado. 01.10.2022

Feliz año, no

¿Se ha fijado en que estos días todo el mundo va por ahí repitiendo lo mismo? ¿Alguna vez se ha preguntado qué es lo que en realidad le está deseando al otro?

Feliz año, feliz año, feliz año. ¿Se ha fijado en que estos días todo el mundo va por ahí repitiendo lo mismo? ¿Alguna vez se ha preguntado qué es lo que en realidad le está deseando al otro? Puede que le esté deseando que este año le toque felicidad, como si por el hecho de deseárnoslo unos a otros como papagallos fuésemos a cambiar algo. ¿Esto de verdad tiene sentido?

Porque si uno no hace nada para ser feliz, da igual todo lo que los demás le deseen. Podría venir el mundo entero a desearle un feliz año, que como usted no se lo curre, ni felices ni perdices. Porque la vida no es de color de rosa, ni es siempre justa, ni va a pasar siempre lo que uno quiere. Porque se caerá mil veces, y le tirarán otras tantas. Pero ahí, en el suelo, de nuevo volverá a ser usted quien elija si levantarse y seguir adelante de una manera proactiva, o quedarse ahí sentado esperando a que el azar le regale la utopía de ese feliz año.

Por eso no voy a desearle feliz año. Porque la felicidad no está en el año, sino en la persona que usted decide ser y en lo que se propone conseguir. En saber que se ha esforzado para lograrlo, incluso más que en haberlo conseguido. En darle la vuelta a la tortilla de lo que la vida le traiga, las veces que haga falta. En saber que ha sido honesto y fiel a sus valores, no a los de nadie más.

Por eso este año lo que le deseo es que valore lo que tiene, que celebre lo que es y que lo agradezca cada día. Que sepa lo que quiere, que sienta que se lo merece y que ponga todo su empeño en conseguirlo. Que esté presente en los momentos, para que no se le vuelva a pasar otro año sin darse cuenta. Que celebre sus éxitos y sus errores, y que aprenda de ambos. Que se arriesgue, que tome decisiones y que no se quede con las ganas. Que abrace y se deje abrazar, que ayude y se deje ayudar, que sea generoso con usted y con los demás.

En definitiva, esta vez no quiero desearle un feliz año. Esta vez quiero preguntarle si está dispuesto a hacer lo que necesite hacer para tener un feliz año.

www.coachingtobe.es

Feliz año, no
Comentarios