jueves 6/5/21
Valentín Barrio Diez, Director general de Asprona Bierzo

La voz de las personas

valentin
Valentín Barrio Diez

Es cierto que la cifra acongoja un poco, que excede nuestra aun limitada experiencia vital individual. 115 años del DIARIO DE LEÓN no son solo eso, al menos desde mi manera de afrontar un aniversario de estas características, ya que me siento como si estuviese frente al conjunto de palabras, pensamientos, planes de vida, esperanzas acumuladas, proyectos, fracasos y éxitos del conjunto de personas que dieron forma a cada ejemplar publicado.

Invito a todos a hacer un repaso por su hemeroteca. Sentirán, como yo, la voz aun viva de nuestros paisanos, sentiremos añoranza, veremos cómo han cambiado algunas cosas y cómo tantas otras siguen igual más de un siglo después. Es para reflexionar…

Pero hay un cambio que sí quiero destacar para bien y es precisamente en el uso lenguaje en todo lo referente a las personas con discapacidad intelectual. No debemos infravalorar la fuerza y la importancia de las palabras con las que nos definimos y etiquetamos. Hasta no hace tantos años el lenguaje con el que la sociedad se refería a cualquiera que no cumpliese el estándar de normalidad impuesto resultaba peyorativo. Hoy aceptamos con normalidad que todos somos personas, con capacidades propias y que siempre que tengamos los apoyos necesarios podremos lograr lo que nos propongamos.

asprona

Dejar de ver etiquetas para ver personas es probablemente uno de los cambios más destacados de los últimos años, aunque aún queda mucho camino por recorrer. Aquí mi más sincero agradecimiento a DIARIO DE LEÓN, que ha sabido y querido acompañarnos desde hace décadas en nuestro empeño de cambiar la sociedad para que sea más inclusiva y abierta. Porque, hablemos claro, sin su apoyo y el del resto de medios de comunicación, la visibilidad del diferente, de las personas que necesitan que se les ponga voz, llegar más y más lejos en nuestros proyectos inclusivos y de transformación social no sería posible. Y si hoy estamos donde estamos es, afortunadamente, gracias a este acompañamiento y a esta complicidad.

Uno de mis primeros recuerdos al incorporarme a Asprona Bierzo en 1995 es la omnipresencia del DIARIO DE LEÓN en la asociación. La suscripción al mismo servía no solo para estar informados, sino como herramienta de trabajo en los talleres del centro ocupacional a los que se incorporaba como herramienta para trabajar las habilidades de comunicación y sociales, y finalizaba, en un empeño de reciclaje y economía circular, formando parte del taller de estampación o del de encuadernación como materia prima para la elaboración de diferentes productos y manualidades… ¡Cuanto trabajo, cuanta ilusión y qué pocos medios teníamos a veces¡

Dejar de ver etiquetas para ver personas es probablemente uno de los cambios más destacados de los últimos años, aunque aún queda mucho camino por recorrer

Pero los tiempos cambian que es una barbaridad y así como en el primer número del DIARIO DE LEÓN (número prospecto de 20 de agosto de 1886) era noticia que «en París se ha celebrado un banquete de sordo-mudos (…)» hoy es noticia que una asociación como Asprona Bierzo está en un proceso de transformación y modernización que pretende adaptar los servicios a las necesidades de la persona, contribuir a la desinstitucionalización, atender a la persona en su domicilio si ese es su deseo y ser motor generador de empleo en la comarca del Bierzo para las personas con discapacidad intelectual y dependientes.

Transformación de las estructuras pero fidelidad al objetivo original: mejorar la calidad de vida de la persona con discapacidad y también de su familia.

En este empeño hemos puesto en marcha nuestro Proyecto Saturno. Una apuesta de futuro que se caracteriza por una red de centros lo más próximos al domicilio, en el propio barrio o pueblo, abiertos a la comunidad, generadores de oportunidades para las personas con discapacidad intelectual o dependientes, que faciliten la realización de su plan de vida y una nueva y más amplia cartera de servicios.

O adaptarse o morir, y de eso bien sabe la prensa escrita desde hace años. Un elemento más en común.

Mi más sincera felicitación y reconocimiento al DIARIO DE LEÓN por lo que ha significado para tantas personas durante tantísimos años. Pero pongamos el foco más aun en lo que está por llegar para todos, en la visión positiva de un futuro mejor que sea el aliciente para seguir adelante, con ilusión y esperanza y satisfacción por el trabajo bien hecho.

La voz de las personas
Comentarios