sábado 21/5/22
La última del Diario

Viaje a la memoria: armas nazis y jerez en el fortín de Las Fanas

El grupo Hismecon confirma que una trinchera del frente norte de la Guerra Civil en San Emiliano fue del bando sublevado por la munición, forma y enseres
                      La visita guiada al fortín de Las Fanas se desarrolló con numerosa asistencia de público. HISMECON
La visita guiada al fortín de Las Fanas se desarrolló con numerosa asistencia de público. HISMECON

El fortín de Las Fanas, situado a unos seis kilómetros de la localidad babiana de Genestosa, fue una de las posiciones del bando sublevado en la Guerra Civil. El grupo Hismecon (Historia y Memoria Contemporánea) de la Universidad de León confirmó este fin de semana las sospechas de que la segunda trinchera que investigan en el municipio de San Emiliano fue ocupada por las tropas franquistas en el avance hacia Asturias, precisamente donde se sitúa la muerte en combate de Ramón Aza, cabecilla de la posición republicana de este frente en la zona.

En la prospección llevada a cabo por una decena de especialistas en arqueología, geografía e historia se han encontrado numerosos restos de casquillos, balas, balas de mano, latas de alimentos y otros objetos. El hecho de que el 93% de las municiones encontradas sean de fabricación alemana y datadas entre 1931 y 1936 apoyan la evidencia de que fue una posición sublevada o, como se espera saber en verano con una excavación más amplia, una trinchera republicana reconvertida. «Por cada 50 municiones de mauser (fusil de repetición de factura alemana de la época nazi) hemos encontrado tres o cuatro de lebel (francés)". La tipología constructiva, de inspiración africana y en forma ovalada, es otro elemento que respalda la tesis, según explica Javier Revilla, codirector del estudio realizado por encargo del Ayuntamiento de San Emiliano.

                      Investigadores y público en Genestoso. HISMECON
Investigadores y público en Genestoso. HISMECON

La excavación que se había llevado a cabo el verano pasado en la cantina y la garita del fortín ya habían aportado indicios. Una botella estallada de vino de jerez, bebida que corrió en abundancia entre las tropas franquistas abastecidas por las bodegas jerezanas, que se convirtieron en donantes desde el principio de la sublevación, apunta la también directora del estudio, Ana Cristina Rodríguez Guerra. En la cantina encontraron además un botón de ropa interior o uniforme militar, una navaja, latas de conserva, un cucharón —que indica la existencia de un horno— y muchos fragmentos de vidrio. Las conclusiones fueron expuestas el domingo ante más del centenar de personas que participaron en la visita guiada al fortín y la charla ofrecida en Genestosa, con la intervención del historiador Javier Rodríguez. Hismecon excavó en 2020 la trinchera de El Regañón, una posición republicana. El objetivo es conocer y poner en valor este patrimonio bélico tanto para fines académicos como de aprovechamiento de su potencial turístico.

Viaje a la memoria: armas nazis y jerez en el fortín de Las Fanas
Comentarios