martes 15.10.2019

Audi RS 4 Avant. Familar… ‘de carreras’

Audi RS 4 Avant. Familar… ‘de carreras’

JAVIER FERNÁNDEZ


Firmado… Audi Sport. La división deportiva de los Cuatro Aros eleva el listón de la versión más ‘racing’ del familiar (Avant) RS 4: ‘musculado’ diseño exterior, con un remodelado frontal en el que adopta una parrilla Singleframe más ancha y plana que, al igual que en sus hermanos mayores RS 6 Avant y RS 7 Sportback, también aquí se hace presente la estructura tridimensional ‘nido de abeja’ pintada en el característico negro brillante típico de las versiones RS. La retícula de esta nueva parrilla, diseñada sin marco, se inserta directamente en el parachoques, con las generosas entradas de aire laterales y las aletas verticales.


Los faros led son de nueva factura, mientras que los opcionales Matrix Led, con biseles oscuros, completan las modificaciones estilísticas del RS 4 Avant dentro del catálogo general del modelo; además, los pasos de rueda se han ensanchado una treintena de milímetros y los elementos de diseño en negro brillante, junto a los faros, incrementan visualmente ese ‘efecto anchura’ del coche, como también las ‘potentes’ llantas de 20 pulgadas, forjadas en aluminio y calzadas con neumáticos 275/330. Las pinzas de freno —6 pistones y logo RS— vienen pintadas en negro y, opcionalmente, en rojo. La opción de los frenos cerámicos para el tren delantero, especialmente resistentes a fatiga, permite elegir las pinzas en rojo, gris y azul.


El fabricante ofrece como alternativa a la dirección electromecánica asistida de serie, una dirección dinámica específica RS, que varía su relación —dureza y precisión— hasta un cien por cien en función de la velocidad, el ángulo de giro y el modo de conducción seleccionado: a baja velocidad —maniobras urbanas— sólo se necesitan dos vueltas de volante entre topes y en carretera, la respuesta de la dirección es mucho más directa, mientras se reduce progresivamente la asistencia eléctrica.


Y la ‘guinda’: un ligero contravolante ‘automático’, imperceptible para el conductor la mayoría de las veces, para reducir el subviraje —deslizamiento delantero— y el sobreviraje —deslizamiento trasero— cuando el sistema detecte que se precisa tal acción porque, como puede suponerse, la dirección dinámica ‘trabaja’ en colaboración con el control electrónico de estabilidad (ESC).


También la suspensión deportiva RS —5 brazos en ambos ejes— se monta de serie, rebaja en 7 milímetros la altura libre al suelo y optimiza las fuerzas longitudinales y laterales del coche, y el opcional sistema ‘Dynamic Ride Control’, mejora aún más el comportamiento dinámico (giros más ‘planos’) contrarrestando el balanceo y cabeceo de a carrocería sin necesidad de utilizar dispositivos electrónicos.


En el capítulo mecánico, el nuevo RS 4 Avant adopta el V6 2.9 TFSI Biturbo de 450 CV (155,5 CV por litro), lo que le permite a nuestro protagonista ‘sprintar’ de cero a cien en 4,1 segundos y ell paquete dinámico RS aumenta la autolimitada punta de 250 a 280 por hora.


Este compacto V6 de gasolina ‘doblemente’ turboalimentado y con inyección directa, homologa 9,2 litros de consumo medio (222 g/Km. de CO2), lo que representa una reducción del 17% con respecto a su antecesor. Se une a la caja de cambios deportiva Tiptronic de 8 velocidades y a la tracción total Quattro con diferencial central mecánico que, en conducción normal, prioriza la propulsión trasera (40% — 60% delantero y trasero) y, si se producen deslizamientos indeseados, la fuerza de par se redirige automáticamente al eje que lo necesite: hasta un 70% al delantero y un 85% al trasero.


Por lo demás, en el habitáculo se respira un ambiente ‘racing’: predomina el color negro y unas guías luminosas de led ‘trazan’ los contornos de las puertas y de la consola central y pueden elegirse hasta una treintena de colores diferentes; asientos marcadamente anatómicos; pedales de aluminio; volante multifunción de tres radios, achatado en su polo inferior y tapizado en cuero; mientras la ‘panorámica’ pantalla táctil (10,1 pulgadas) del ‘MMI touch’, se convierte en el centro de control del nuevo sistema operativo del RS 4 Avant.

Audi RS 4 Avant. Familar… ‘de carreras’