lunes. 08.08.2022

Balcells cuestiona el antitaurismo de Unamuno

l El catedrático de Literatura analiza la evolución con la tauromaquia del genio de la literatura española
                      archivo
archivo

cristina fanjul

El Catedrático de Literatura Española de la Universidad de León José María Balcells, actualmente jubilado de la docencia en la Universidad de León, acaba de publicar en junio de 2022 en la editorial de la Universidad de Jaén una extensa monografía de casi quinientas páginas en la que cuestiona el tópico que considera a Miguel de Unamuno el máximo adalid del anti taurinismo característico de la generación del 98.

La obra lleva por título Tragedia en juego. Toros y tauromaquia en Miguel de Unamuno, y en ella se reúnen, estudian y se editan con notas y por vez primera de forma exhaustiva todos los escritos (artículos, poemas, cartas) de Miguel de Unamuno que versan sobre tauromaquia. José María Balcells ofrece en su libro una visión alternativa a la consolidada que presenta al escritor vasco como un abanderado sistemático e irreductible contra la tauromaquia. Según el autor del estudio, el bilbaíno abandonó pronto su indudable militancia antitaurina, quizás a partir de 1912, y definitivamente hacia 1920, pese a que continuó considerándose personalmente contrario a la celebración de las corridas de toros durante el resto de su vida.

Sin embargo, y eso es lo que impide que haya de considerársele un antitaurino de rompe y rasga, llegaría a utilizar muchas expresiones y dichos taurinos en distintos escritos y en distintos foros, reflejándolos en numerosos artículos. También justificó la existencia de las corridas de toros por considerarlas un producto de consumo cultural identificador del pueblo español y avalaría asimismo que se estudiase la tauromaquia desde el punto de vista histórico y erudito, como empezaba a hacer su exalumno, el vallisoletano José María de Cossío, a comienzos de la década de los treinta del siglo pasado. A mayor abundamiento, reflexionó Miguel de Unamuno de manera original sobre algunos de los posibles sentidos más profundos del fenómeno taurino, considerando que su arraigo secular, así como su auto preservación, se basa en su dimensión trágica sustancial. Es ese un aporte que lo convierte en un pensador de relieve a la hora de estudiar la historia de la tauromaquia, pese a que considerase perniciosas algunas de las vertientes del espectáculo taurómaco.

La evolución del pensamiento de Miguel de Unamuno respecto a la tauromaquia respondería, en opinión de José María Balcells, a una posición antidogmática casi congénita y basada en una constante evaluación autocrítica. Esta actitud le hacía cuestionar, y en muchos casos modificar, sus ideas constantemente, convencido como estaba de que un funcionario público que percibe su sueldo sí o sí no puede permitirse el lujo de vivir de las rentas de la holgazanería mental de pensar siempre lo mismo y del mismo modo.

Su posición también respondería a una apertura dialogante hacia ideas y convicciones recibidas de muchos taurinos con los que mantuvo trato, en algunos casos de verdadera amistad, siendo este un rasgo que le distingue de posicionamientos antitaurinos actuales que niegan el pan y la sal a quienes aprecian la tauromaquia y asisten a las corridas de toros. Por consiguiente, dio con su actitud una ejemplar lección de respeto a las ideas de quienes pensaban diferente e incluso lo contrario a lo que él pensaba.

Tragedia en juego

Toros y tauromaquia en Miguel de Unamuno es un libro híbrido que por eso mismo homenajea la práctica multi genérica que se advierte en tantos escritos de Miguel de Unamuno. En esta obra de José María Balcells se conjugan años de investigación, páginas ensayísticas, así como el relato de aspectos biográficos desatendidos, algunos novelizados, en los que se ponen de relieve relaciones del pensador bilbaíno con ganaderos de reses de lidia, críticos taurinos, toreros y escritores aficionados a la tauromaquia, personajes que la mayoría de las veces no constan en las biografías que han dedicado al escritor de Bilbao los más reconocidos biógrafos unamunianos.

José María Balcells entiende que esa nueva aportación suya sobre el binomio literatura y tauromaquia, que ha de añadirse al libro que en 2017 le publicó también la Universidad de Jaén con el título Nacido (s) para el luto. Miguel Hernández y los toros, no conforma el inicio de una rama investigadora en su trayectoria profesional a la que haya de realizar necesariamente nuevas contribuciones.

A ambos libros los considera «brotes verdes tardíos» que se han entrecruzado en su quehacer filológico mientras no ha dejado de trabajar en otros proyectos de investigación en marcha que no se relacionan con la temática taurómaca.

Balcells cuestiona el antitaurismo de Unamuno
Comentarios