martes 29/9/20

BUEY EN EL TEMPLO de la carne

DZ14P6F1-23-53-13-6.jpg
DZ14P6F1-23-53-13-6.jpg

La Parrilla del Húmedo ofrece la cita más sabrosa para el mes de febrero. Las XII Jornadas Gastronómicas del Buey ponen sobre la mesa los chuletones, entrecots y solomillos de un buey de nueve años y siete meses que se crió y ‘envejeció’ en las praderas de Galicia.

Doce años consecutivos de jornadas del buey y el éxito que ha cosechado por la calidad de sus carnes han convertido a La Parrilla del Húmedo en un lugar de referencia para amantes del buen yantar.

En las jornadas de este mes de febrero se puede degustar una pieza de raza rubia bien madura que el templo de la carne de León ha reservado para la selecta clientela que acude a las sabrosas jornadas del mes de febrero.

Hay quien viene desde Madrid o desde el País Vasco, asegura Fernando Aparicio, su propietario, porque saben que aquí la buena carne está garantizada. No sólo el buey de febrero, sino la vaca rubia gallega que se ofrece en la carta durante todo el año y el wagyu criado en la finca Santa Rosalía de Burgos.

Un buey de diez años merece ser degustado con los mejores vinos. La Parrilla del Húmedo recomienda para el buey el Carracedo de la Bodega del Abad, de la Denominación de Origen Bierzo. Un vino de categoría. Una amplia gama de caldos esperan en la bodega a satisfacer los gustos de la clientela en el festín de las jornadas dedicadas al buey.

Y todo ello con la garantía de que al frente de los fogones se encuentra el mejor parrillero de Castilla y León. Gabriel García Alberca fue proclamado con este título en el último el Campeonato de Parrilleros de Castilla y León celebrado en Valladolid.

En el mes de marzo, el parrillero leonés disputará en Madrid el campeonato nacional en representación de la Comunidad. Se va a entrenar muy bien con las jornadas gastronómicas que tiene en sus manos para conquistar un año más los paladares de la clientela con la mejor carne de buey.

La Parrilla del Húmedo cuenta además con una amplia carta de comida tradicional española y típica leonesa, además de servicio de bar con variedad de tapas y los mejores eventos deportivos.

Todo aquí es auténtico. Lo mejor es probarlo. El lechazo churro autóctono o las mollejas de lechazo y ternera. Espectacular es el entrecot de lomo bajo de vaca. Muchos clientes aprecian las mollejas con setas y califican de «simplemente divinas» las que se presentan con ‘foi’.

Entre las ensaladas que se ofrecen en la carta, una de las preferidas es la de cecina, como no podía ser de otra manera en el templo de la carne.

Calidad y encanto se dan la mano el comedor de este en un restaurante leonés que se ha ganado el apelativo de templo de la carne en sus doce años al servicio de los paladares más exigentes y cultivando el gusto por las carnes garantizadas. Entre los pescados destacan sus elaboraciones de bacalao y pescado fresco de temporada.

La repostería casera pone la guinda a una estupenda velada en este rincón tan especial del León antiguo y de la oferta gastronómica de una ciudad que se ha convertido en un punto de referencia para el turismo de interior.

En La Parrilla del Húmedo se come entre piedras que están cargadas de historia. A doscientos metros de la Catedral de León, el comedor abovedado en la planta baja forma parte del lienzo de la muralla y contramuralla romana.

La transformación del viejo campamento de la Legio VII en ciudad lo dejó escondido entre el caserío de esta zona de la ciudad que creció en la Edad Media como centro comercial y artesanal. El restaurante se encuentra en una ubicación privilegiada, en la calle Azabachería, al lado de la Plaza Mayor, en el corazón del Barrio Húmedo de León.

El restaurante de Fernando Aparicio tiene como atractivo añadido estar ubicado en el sitio más alto de la ciudad de León, pues bien es sabido que el Barrio Húmedo está levantado sobre la colina que se erigía entre las terrazas de los ríos Bernesga y Torío. Aquí mismo se asentó la Legio VI Victrix al filo del año I de la era cristiana hasta que pocos años después se instaló por más de tres siglos la Legio VII Gemina.

La Parilla del Húmedo ha obtenido las mejores puntuaciones entre los buscadores de internet —entre excelento y muy bueno destacada en el portal de Trypadvisor— y cuenta también con certificados de excelencia ganados en 2017 y 2019. Tiene capacidad y cuenta con sistema de reservas para garantizar que el día elegido es posible disfrutar de las mejores carnes a la brasa en el corazón de León. Los horarios son de 12.30 a 14.00 horas y de 19.30 a 24.00 horas, excepto viernes y sábados que se amplía hasta la una de la madrugada. El teléfono de reserva 987 21 45 52.

La máxima diaria de este asador con solera en León es esforzarse por mantener la mejor calidad en los productos y en la atención al cliente. A lo largo de estos doce años no sólo ha satisfecho los paladares más exigente sino que ha contribuido a educar a otros muchos con su cocina a la brasa y los surtidos de carnes rojas rojas, pescados tradicionales y mariscos. En febrero, con todo, el buey es el rey.

BUEY EN EL TEMPLO de la carne
Comentarios