viernes 28.02.2020

CARMEN CALVO

La mano

Memoria democrática y laicismo son dos de las áreas centrales que conserva la vicepresidenta primera del Gobierno, Carmen Calvo, que ha tenido que soltar el área de Igualdad con la creación del nuevo ministerio que ocupa Irene Montero (Unidas Podemos).

La Asociación para la Recuperación de la Memoria Histórica (ARMH) ha pedido que se gestione la memoria democrática como un tema de derechos humanos y por personas expertas en la materia, y que «no se quede en un asunto de partido». En la provincia de León los asuntos pendientes más cruciales son las grandes fosas comunes aún por investigar en la cuesta del Pando de Boca de Huérgano y en la cota de Casasola, de Casasola de Rueda. En la primera se esperan encontrar los restos de decenas de personas que cayeron represaliadas a partir de la caida del frente norte en León, en el otoño de 1937, incluidas numerosas víctimas que procederían de la zona palentina.

Además de investigar y excavar las principales fosas de la Guerra Civil, se espera que la vicepresidenta, o a quien encomiende las competencias de la memoria democrática, se reúna con las asociaciones de la memoria histórica y escuche también a los familiares de las víctimas.

En puntos importantes de la represión franquista, como Villadangos del Páramo, donde técnicamente es imposible intervenir porque las personas represaliadas eran enterradas posteriormente en el cementerio, donde se realizaron obras, se exige la dignificación de la memoria de las víctimas. Varias familias tienen conocimiento de que sus parientes fueron fusilados y enterrados allí a través de partidas de defunción y otras pesquisas.

Otro asunto pendiente para la ARMH es San Marcos. «Se trata de uno de los mayores campos de concentración del franquismo y está en fase de remodelación», apunta Marco González. Hay que determinar en qué medida se va a reflejar la memoria en el futuro parador con referencias al episodio de la represión.

Y, por último, aparte de dignificar a las víctimas y de las exhumaciones se reclama una atención a los victimarios y verdugos y en particular señalar qué empresas se lucraron con los presos políticos del franquismo que usaron como mano de obra.

El otro eje crucial que abordará la vicepresidenta primera es el laicismo. Cuestiones como el IBI de la iglesia o asuntos como la presencia de crucifijos en lugares públicos son algunos de los que afectan directamente a León. Un tema que en León ha saltado a la actualidad con la reciente polémica de Sahagún, donde la alcaldesa del PP, Paula Conde, ha sustituido el retrato del alcalde represaliado Benito Pamparacuatro por un crucifijo.

Una revisión de los acuerdos del Concordato con la iglesia católica, de llevarse a cabo, afectaría a todo lo referido a la asignatura de religión que desde la entrada de Pedro Sánchez en el Gobierno, tras la moción de censura a Rajoy en 2018, ya ha perdido su carácter de asignatura computable a efectos de la nota.

Memoria democrática y laicismo son dos de los temas de calado ideológico que plantea el Gobierno de coaliación. La vicepresidencia primera también tiene un papel decisivo en las relaciones con las Cortes y por tanto, la figura de Carmen Calvo va a ser permanente interlocutora con del Ejecutivo con el Legislativo.

CARMEN CALVO
Comentarios