domingo 29/11/20

cartas al director

c Federico Barbero escribe de ‘La cultura del naufragio’: «La esperanza de una nación y el futuro del futuro, son las nuevas generaciones, pero ¿Qué se puede esperar de una sociedad en la que en vez de ir paseando niños, va paseando perros? Debido a que los gobiernos de turno, no hacen nada por ayudar a los matrimonios para que puedan criar esos niños que desaparecen antes de nacer, esta sociedad, llegará el día que se quedará sin juventud, generándose un gravísimo problema de supervivencia para los mayores, al no poder ser atendidos debidamente. Con visión de futuro como los buenos navegantes, debería protegerse más la vida de los que aún no han nacido pues de seguir esta tendencia, las calles se quedarán vacías de niños y los pocos que nazcan, luego no podrán cobrar pensiones, esperándoles una infausta vejez, lo que es igual a una vida de perros y todo porque sin dejar de proteger a la sociedad perruna, no se protege lo suficiente a la sociedad humana. Algunos matrimonios a la hora de tener hijos, suelen decir: ya habrá tiempo y lo van dejando, sin pensar que luego será tarde porque a la mujer, el futuro se le vuelve pasado antes que el presente para comprometerse con la vida como lo hicieron nuestros antepasados».

c Luis Alberto Rodríguez Arroyo avisa que ‘Quitar el estigma a Bildu depende de Bildu’: «Unidas Podemos en general y Pablo Iglesias en particular mantienen públicamente que retirando el estigma que históricamente arrastra EH Bildu será posible un Gobierno de izquierdas para diez años. Al tiempo que fuentes socialistas opinan que los abertzales conforman una formación política legal más —sólo faltaba que además no lo fuera—, con representación en el Congreso de los Diputados y por ende con posibilidades infinitas de aportar su minoría parlamentaria a la causa que considere más demoledora para los cimientos del Estado, independientemente de lo relevante del asunto que apoyen —en este caso los Presupuestos—. Durante la semana los socialistas —liderados por Carmen Calvo y a excepción de García-Paje, Lambán y Fernández Vara— se han lanzado en tromba a blanquear la imagen pública de la formación independentista vasca, obviando que el futuro económico nacional le importa a Otegui y compañía tantos cominos como a Montse Bassa la gobernabilidad de España. Lo cierto es que parece coherente que alguien que desea la destrucción del país, ofrezca sus votos al camino de deterioro institucional emprendido por Pedro Sánchez. Lo que no resulta tan razonable es que para evitarse disgustos y a cambio de las prebendas recibidas en cada apoyo, no les exijan la condena de trayectorias políticas manchadas de sangre, evitando así ciertas salpicaduras tan incómodas».

¿Cree que las ciudades

deben mantener la

iluminación de

Navidad en las calles?

SÍ 48%

NO 52%

Le gusta la nueva imagen que tiene la avenida Ordoño II tras el pintado

del asfalto

de colores?

cartas al director
Comentarios