domingo 17/10/21

Cóctel de misterio y filosofía

DF13P6F3-20-37-57-8.jpg

pilar martín

Pensar, reflexionar y divertir, estos son los objetivos que se planeta la escritora y guionista Cuca Canals con Karlitos Marx, Rinus Descartes o Sócrates Junior, los pequeños filósofos investigadores de su serie Filo & Sofía, una suerte de «cóctel» literario en el que mezcla misterio y filosofía. En esta ocasión, Canals retoma a Karlitos Marx en la segunda entrega de sus aventuras, El caso de la fábrica de la muerte (Edebé), una historia que llevará a este pequeño filósofo a investigar las desapariciones de varias empleadas de una fábrica tras la muerte, supuestamente accidental, de un importante empleado de esta empresa. Una trama en la que mezcla el misterio y la filosofía, un «cóctel que funciona bien», dice la autora, porque así resulta más «divertido» acercar la filosofía a los más pequeños de una manera divertida y hacer que cuando lleguen a estudiarlos «no les suene a chino». «Es una novela que les va muy bien a los niños y niñas para su forma de pensar y reflexionar, porque esto es una carencia que hay hoy día en los niños de 10 años, piensan poco, van de una pantalla a otra y se quedan ahí», lamenta esta escritora y guionista de películas como Jamón, jamón (1992) de Bigas Luna. Feliz porque también se trata de una saga que gusta a los adultos, Canals explica por qué decidió hacer coincidir a sus pequeños filósofos en un orfanato: «Por su afán de sobrevivir». Una necesidad vital que narra con unas tramas divertidas cuyo nexo común es La Academia, una agencia de investigación dirigida por la pequeña Sofía Hipatia y cuyos métodos están basados en la filosofía.

«Amor a la filosofía es lo que muestran estos niños que buscan con el conocimiento e intentan llegar donde no llegan otros en su afán de sobrevivir porque son niños huérfanos. Me surgió esta idea para poder juntarlos a todos, a Marx, a Nietzsche, a Hume o a Sócrates y Descartes», explica.

Pero cada uno de ellos tiene una cualidad distinta para resolver los casos, por eso Hume da más importancia a la «experiencia de los sentidos» y Descartes lo pone «todo en duda».

Cóctel de misterio y filosofía
Comentarios