sábado. 25.06.2022

Reto ineludible entre tanta emergencia

El covid, la guerra, la amenaza de crisis alimentaria... los problemas se acumulan en un Planeta que sigue teniendo la obligación de cuidar su salud, aunque las coyunturas compliquen los avances para preservar la naturaleza
                      El cuidado del agua y la lucha contra el cambio climático se han convertido en las grandes prioridades para preservar el Planeta. MARCIANO PÉREZ
El cuidado del agua y la lucha contra el cambio climático se han convertido en las grandes prioridades para preservar el Planeta. MARCIANO PÉREZ

El Planeta entero celebra hoy el 50 Día Mundial del Medio Ambiente. Medio siglo que facilita todo tipo de balances. En positivo puede afirmarse que las cosas han cambiado, especialmente en la mentalización de las personas, sobre la necesidad de preservar la naturaleza. Pero también, durante estas cinco décadas transcurridas desde el 5 junio de 1973, se han agravado notablemente los males que achacan el Planeta. Algunos, como el cambio climático, con un rápido incremento de los síntomas, mientras los sucesivos problemas que tiene que afrontar la sociedad le ganan terreno a la dedicación al medio ambiente.

En el año 1972, las Naciones Unidas aprobaron el 5 de junio como el Día Mundial del Medio Ambiente, durante la primera jornada de la Conferencia de las Naciones Unidas sobre el Medio Humano en Estocolmo. Desde el año siguiente, 1973, se conmemora esta jornada para intentar animar a la ciudadanía, y también a las instituciones públicas, sobre esa mentalidad imprescindible que debe marcar la vida del ser humano, para aprender a convivir con los otros seres de la Tierra, y también con la propia identidad y esencia del Planeta, evitando en todo lo posible su transformación más allá de lo razonable.

Pero el siglo XXI, llamado a ser el de la gran transformación, acumula una serie de episodios que no facilitan la toma de medidas para mejorar las cosas. La crisis surgida a partir de 2007 provocó que muchos países optaran por relegar sus planes para mejorar la situación en el campo medioambiental. Tampoco facilitó las cosas que los grandes países contaminantes del Planeta —como China, India o Estados Unidos— sigan actuando al margen de los intentos para coordinar la lucha anticontaminación. Ahora, a la pandemia del covid se ha unido la agresión bélica rusa contra Ucrania, generando un escenario de riesgos que, como siempre, paga el cuidado del medio ambiente.

Reto ineludible entre tanta emergencia
Comentarios