viernes 25/9/20

«Para ser feliz debes ser buena persona»

Cuando Emilio Duró se preguntó la razón por la que no estaba satisfecho con su vida, alguien subió una de sus
El consultor y empresario Emilio Duró, durante la última conferencia en la que participó en León. JESÚS. F. SALVADORES
El consultor y empresario Emilio Duró, durante la última conferencia en la que participó en León. JESÚS. F. SALVADORES

Un día decidió ser feliz y se dedicó a contarlo, en plena crisis y en un país donde no caen bien quienes son felices. Emilio Duró aparece riendo en la fotografía y no es un posado; aunque la haya elegido él. Sus consejos son simples y firmes como un clavo al que agarrarse.

—¿La última vez que fue infeliz?

—Es bueno diferenciar entre momentos de felicidad puntual y lo que se denomina la felicidad trascendente, que tiene que ver con el sentido de vida a largo plazo. Tengo momentos de infelicidad, como todo el mundo. Pero prevalece un sentimiento de serenidad y satisfacción.

—¿Vivir más nos hace más infelices?

—No. Pero, viviendo tantos años, lo que nos hace infelices es dedicar la vida al cómo vivir y no al porqué. Se trata de vivir y no solo sobrevivir. Poner vida a los años y no solo años a la vida. Vivir es una prórroga que nos da la muerte.

—El futuro parece reservado a los emprendedores. ¿Emprender puede llevar también a la frustración?

—De una forma u otra, todos somos emprendedores. Hay muchos tipos de emprendeduría; muchas veces, sin una finalidad económica. La mayor conquista del ser humano es la libertad. Cuando el trabajo depende de nosotros somos más libres. Pero no sirve el ‘tonto motivado’. Siempre hay momentos de frustración en nuestra vida. También le ocurre al emprender. Pero si vencemos nuestros miedos, que son la mayor causa de fracaso en la vida, y buscamos un sentido al dolor, desaparece parte de la frustración. No se puede eliminar el dolor, pero sí mitigar el sufrimiento.

—Decía Kapuscinski que para ser periodista hay que ser buena persona. ¿Y para ser un directivo de éxito?

—Para ser feliz se tiene que ser buena persona. Para ser un buen empresario se tiene que desarrollar un entorno sostenible ya que, de lo contrario, no se puede atraer talento. Y eso solo es posible siendo buenas personas.

—¿A quién le daría un codazo?

—Empezaría conmigo mismo, cada vez que soy incoherente entre lo que digo, lo que hago y lo que pienso. Y luego contaría hasta diez para no dar más codazos.

«Para ser feliz debes ser buena persona»
Comentarios