miércoles 28/10/20
Entrevista | CEL

«Aplazar los impuestos es sólo aplazar el problema, cerramos porque nos obligan»

Julio César Álvarez, presidente del Círculo Empresarial Leonés (CEL). RAMIRO

La incertidumbre y la falta de una hoja de ruta sobre la progresiva vuelta a la actividad de la economía es la principal preocupación de los empresarios, junto con la evidencia de que no podrán contratar a todos los trabajadores que tenían antes. El presidente del Círculo Empresarial Leonés (CEL), Julio Álvarez, advierte de que si el Gobierno no cambia el criterio sobre los Erte no sólo tendrá más parados, sino más negocios que desaparezcan.

—En este punto de la crisis, ¿cuál es En este punto de la crisis, ¿cuál es la situación de las empresas leonesas?

—Están tocadas todas, aunque hay sectores más afectados. Porque esto es una cadena, y si una parte se para al final se rompe todo. Además casi la totalidad somos pymes y autónomos, con un porcentaje altísimo del sector servicios. Así que el frenazo ha afectado a toda la cadena. Es necesario ponerse en marcha cuanto antes, no sé si al mismo ritmo pero desde luego empezar.

—¿Cuáles son las principales preocupaciones de autónomos y empresarios, pequeños y grandes?

—Lo que más preocupa son los Erte, todavía hay algunos sin contestación, y los trabajadores no saben cuándo van a cobrar el 10 de mayo los subsidios. Y las empresas siguen haciendo frente a sus gastos fijos sin un solo ingreso, tirando de sus ahorros. La mayor incertidumbre que genera este Gobierno es no saber cómo va a ser la desescalada empresarial. Aunque luego se regule normativamente, tenemos que tener un horizonte.

Mesa por León

«Tendrán que explicar por qué no se reúnen, las necesidades de León son ahora el doble que antes»

—La vuelta a la normalidad implica además una inversión para los negocios, ¿serán capaces de afrontarla?

—Desde luego con declaraciones de ministros diciendo que hasta fin de año no vamos a tener normalidad no, eso genera enorme inquietud. Como las muchas informaciones sobre lo que habrá que poner para reabrir los negocios, pantallas, medidores de fiebre,... ¡Si estamos yendo a los supermercados sin nada de eso! Se habla de que tenemos que hacer inversiones, pero hay que tener cuidado, no vayamos a matar moscas a cañonazos. Ni meter miedo a los clientes, y los mensajes que se están lanzando no son buenos para generar confianza. En el sector hostelero de León estamos estudiando hacer un Sello Covid para que esa confianza pueda existir.

—En estas semanas se han publicado multitud de medidas por parte de todas las administraciones, ¿son una ayuda real?

—Hay que ver cómo evolucionan, por ejemplo los Erte fueron una buena medida cuando salieron, ayudaron a no destruir empleo y empresas. Lo que no puede ser es que una vez que termine el estado de alarma tengamos que recuperar el cien por cien de los empleos. Todos sabemos que no será posible, y si hay que devolver las ayudas es una barbaridad para las empresas. Hace tiempo que el Gobierno tendría que estar trabajando con los empresarios para ver cómo van a ser esos meses después, no lanzando globos sonda, que no benefician en nada a la recuperación económica. Todas las ayudas están bien, pero deberían centrarse en las necesidades concretas de cada sector. Sería bueno por ejemplo bajar el IVA, al menos hasta que se recupere. Las medidas fiscales son las que más se echan en falta.

—¿Aplazar el pago de impuestos es una ayuda o aplazar el problema?

—Efectivamente, puede ser un alivio de momento. Pero se lanza el problema hacia adelante. El Gobierno nos obliga a cerrar, y lo entendemos, y a la vez nos dice que sigamos pagando impuestos. A los negocios a los que se ha obligado a cerrar por decreto no habría que cobrarles ni un solo euro de impuestos.

—Sanidad o economía, ¿hay que elegir una de las dos para iniciar la desescalada?

—La salud está por encima de todo. Por eso es necesario que de una vez se hagan los test masivos. Pero ya estamos en la cuenta atrás de pensar en esa economía del día después, el país no puede estar parado. Entendemos que se haya priorizado la salud, pero la economía yiene que arrancar cuanto antes.

Cambios en los Ertes

«Si obligan a mantener todos los contratos no sólo habrá más paro, sino más negocios cerrados» 

—Hay un bombardeo de cifras de caída del PIB, recuperación retrasada a los próximos años,... ¿Cómo prevé el CEL la salida tras la crisis sanitaria?

—No tenemos datos para hacer esos cálculos a nivel local, pero cuanto más tardemos en la desescalada peor nos vamos a recuperar. En una provincia con gran dependencia de los servicios esto se va a agravar. Por eso es urgentísimo tener un calendario para ir volviendo a la normalidad, para saber a qué atenernos. No podemos seguir sin hoja de ruta, desorientados.

—¿Tiene que ser la inversión pública un factor esencial de la recuperación, en qué medida?

—Va a ser fundamental, aunque es obvio que el sector público tendrá problemas de disponibilidad de fondos. Qué va a pasar con todos los proyectos que estaban en los presupuestos. Sectores que dependen de la inversión pública van a tener también graves problemas, me temo que esos fondos no van a llegar. A ver qué si llegan los fondos europeos.

—Se anuncian grupos de trabajo en el Ayuntamiento, pactos en la Junta, pactos de la Moncloa,...

—Los grupos de trabajo están bien, pero hay que trabajar en lugar de hacer sólo fotos. En ellos tiene que haber técnicos profesionales y empresarios, no políticos. Quien sabe cómo salir de las crisis, y lo ha demostrado muchas veces, es el empresario.

Desescalada

«Necesitamos una hoja de ruta clara de cómo vamos a retomar la actividad, la incertidumbre es fatal»

—La Mesa por León sigue guardando silencio tras muchas semanas de parálisis económica. ¿Qué papel tiene que jugar, es ahora más necesaria que nunca?

—Siempre ha sido necesaria. No estamos en ella, así que opinamos desde fuera. En esa Mesa por León faltaban en su día agentes, y ahora también porque no se han vuelto a reunir. Insisto en que tiene que estar formada por profesionales y empresarios, en aquella mesa había representantes de los empresarios, pero empresarios muy pocos . Ya es el momento en que retome la actividad, todos estamos funcionando telemáticamente a la perfección; y esa mesa podría haberse reunido sin problema. El coronavirus no es excusa para no trabajar por León. Se lo estaríamos poniendo muy fácil a muchos si por el hecho de tener ahora una crisis sanitaria y económica, que ahora se agrava, dejáramos de trabajar en ese foro. No entiendo la parálisis, ellos sabrán por qué y tendrán que explicarse. El CEL estará siempre donde podamos trabajar por León.

—El CEL está organizando jornadas para analizar la situación, ¿qué papel tiene que jugar ahora?

—Ahora estamos trabajando mucho dando información puntual de todas las ayudas que se están aprobando. Y nos estamos volcando también en las jornadas temáticas, para analizar con invitados del máximo nivel la situación de los distintos sectores. Se trata también de plantear medidas para salir, y reclamar la ayuda institucional para conseguirlo. Además recibimos cientos de llamadas de diarias, en las que se percibe sobre todo incertidumbre. Ahora debemos estar más unidos que nunca, de todo esto tienen que salir cosas muy buenas, como alianzas entre empresas de León, tiene que desarrollarse la economía colaborativa, y el CEL está trabajando para eso.

—Los datos de empleo son demoledores. Además, ¿cree que muchos negocios no podrán volver a abrir más?

—Por desgracia creemos que sí, pero de nuevo va a depender mucho del tiempo que tardemos en abrir. Muchos pequeños negocios van a tener muchas dificultades para volver. La mayoría no tiene tesorería para estar cerrado todo este tiempo, y puede haber créditos, pero al final hay que pagarlos. Y hay que tener claro que si se obliga a muchos pequeños negocios a mantener el empleo que tenían antes, los cierres van a ser muchos más. El Gobierno debe de tener mucho cuidado, porque si no regula bien va a haber mucha destrucción de empleo, y mucha destrucción de empresas.

«Aplazar los impuestos es sólo aplazar el problema, cerramos porque nos obligan»
Comentarios