miércoles 22/9/21

Juicios sumarísimos y fusilamientos

Castaño, desde el balcón del Ayuntamiento, en 1931.

Una hora después de declarar el golpe de estado, a las tres de la tarde del 20 de julio de 1936, fueron detenidos en el Gobierno Civil de León el entonces gobernador, Emilio Francés; el presidente de la Comisión gestora de la Diputación, el abogado Ramiro Armesto; el alcalde de la ciudad, Miguel Castaño; Nicostrato Vela Esteban, director del Matadero Municipal y padre del pintor José Vela Zanetti; y el capitán Juan Rodríguez Lozano, abuelo del hoy presidente del Gobierno.

Tras un juicio sumarísimo, los días 4 y 5 de noviembre de 1936, el 21 de ese mismo mes fueron fusilados en el Campo de Tiro de Puente Castro, las autoridades republicanas más importantes, entre ellos el gobernador civil, Emilio Francés Ortiz de Elguea; el presidente de la Diputación, Ramiro Armesto Armesto (abogado y afiliado a Unión Republicana); el alcalde de León, el socialista Miguel Castaño Quiñones; el presidente del Frente Popular en León, Félix-Estanislao Sampedro Jiménez (profesor, vocal de Unión Republicana en el Frente Popular); el presidente del Partido Sindicalista y vocal de este partido en el Frente Popular, Lorenzo Martínez Vaca (tipógrafo); el líder del Sindicato Minero Castellano Leonés, Antonio Fernández Martínez; el vocal del Partido Comunista en el Frente Popular José María de Celis Gascón, el socialista y empleado del Ayuntamiento de León Atanasio Carrillo Campomanes, Manuel Santamaría Andrés (vocal de Izquierda Republicana en el Frente Popular y Catedrático de Instituto), Lorenzo Martín Marasa (profesor, miembro de Unión Republicana), Isidoro Álvarez López (sargento de serenos), Modesto Sánchez Cadenas (pintor), Onofre-Gerardo García García (periodista e impresor), Orestes Vara Lafuente (oficial de correos, telegrafista) y Jesús González Rodríguez (practicante); todos como «autores de un delito de traición».

Antes, el 18 de agosto fue fusilado en el mismo lugar el capitán Lozano. Y el 4 de diciembre también fue fusilado Nicostrato Vela.

La lista de fallecidos en el conflicto continuaría. Aún hoy, en las cunetas y en las montañas que un día fueron frentes yacen como desaparecidos decenas de hombres y mujeres. Unos eran cargos políticos; la mayoría simples ciudadanos de a pie.

Juicios sumarísimos y fusilamientos
Comentarios