jueves 26/11/20
Comienza el ciclo de la demanda interna

La obra pública «está en condiciones» de asumir una escalada de contratos en León

El desbloqueo de las inversiones es para el sector «el inicio» del desarrollo económico local
La integración del ferrocarril en León apenas paró. RAMIRO
La integración del ferrocarril en León apenas paró. RAMIRO

El Gobierno acordó ayer retomar la licitación de obra pública tras levantar la suspensión a este tipo de procedimientos que se incluyó en el decreto del pasado 14 de marzo por el que se estableció el estado de alarma en el país. De esta forma, el Ejecutivo vuelve a promover obras públicas casi dos meses después de paralizar los trabajos que no estuvieran justificados.

La noticia era esperada en el sector local porque puede suponer «la primera palanca para iniciar el desarrollo económico», afirmó a este periódico el presidente de la Cámara de Contratistas de Castilla y León, Enrique Pascual. «Hay que utilizar esa palanca para vencer una fuerza en contra de la economía; hay que romper ya la inercia de la crisis económica». En su opinión, tras conocer la decisión del Gobierno, el sector de la obra pública está en situación «de absorber mucha mano de obra, que además no tiene que ser cualificada porque la formación se hace rápido para las necesidades y son trabajadores que se podrían integrar prácticamente ya». «Es el momento de entrar en el ciclo de la demanda interna», subraya.

MÁS DE UN MES EN CUATRO DÍAS

Los datos de la Cámara de Contratistas son claros a esta respecto. La crisis provocada por el coronavirus aniquiló en cuatro días más de todo lo que se había licitado en León el año pasado en un mes. Desde el 14 de marzo hasta el 19, se suspendieron, pospusieron o anularon 25 grandes contratos en la provincia con un importe de licitación de 9,07 millones de euros. Los datos cerrados el pasado cuatro de abril indican que la caída de la inversión pública ha sido genérica y muy desigual entre administraciones. En proceso de licitación —el último antes de que se comience a ejecutar una obra— el Gobierno central sacó diez contratos por tres millones de euros frente a los nueve millones licitados el año pasado en el mismo periodo, entre el 14 de marzo y el reciente 30 de abril (-61%). La Junta redujo sus licitaciones a ocho por valor de un millón de euros, un 69% menos que en 2019. Y los ayuntamientos invirtieron durante el estado de alarma menos de un millón de euros, un 70% menos que el pasado año.

En cuanto a las obras aperturadas, el Gobierno invirtió un 218% más que el pasado año y en contratos muy diversos. Pasó de los once millones del pasado año a los 35 de éste, muchos de ellos que ver con el ferrocarril. La Junta abrió tan solo tres proyectos por valor de un millón de euros (-78%) y los ayuntamientos, con una capacidad de maniobra mínima en estos momentos, pasaron de las 81 obras iniciadas en este tiempo en 2019 a solo 15 y por dos millones de euros, un 88% menos quye hace un año.

«El Gobierno ha acordado que se levante la suspensión que se estableció en el decreto del estado de alarma para que se pueda volver a licitar obra pública sin necesidad de motivarlo como sucedía hasta el momento», anunció la ministra de Hacienda y portavoz del Gobierno, María Jesús Montero.

«Además, se permite que las administraciones puedan realizar anticipos de los contratos que se han suspendido por la emergencia sanitaria, una medida que beneficiará a un muy importante número de proveedores del sector público», añadió la también ministra de Hacienda en la rueda de prensa posterior al Consejo de Ministros.

El reinicio de la licitación de obras públicas quiere ser el objetivo que el ministro de Transportes y Movilidad, José Luis Abalos, se marque para erigir a la construcción como líder de la recuperación económica. El ministro aseguró que «intentará» no paralizar obras de infraestructuras «estratégicas» y que estén «próximas a su conclusión» a consecuencia de la crisis, si bien apunta a la posibilidad de revisar los plazos de ejecución de otras. Eso se suma a que el sector de la obra pública ya saldó con un desplome del 32,2% el primer trimestre del año a nivel nacional.

La obra pública «está en condiciones» de asumir una escalada de contratos en León