jueves 22/4/21

LA PANDEMIA EN EL BIERZO

El 2020 comenzó con escepticismo, sin creer que a la comarca de El Bierzo pudiese acercarse una amenaza tan dudosa como un virus de un mercado de China. Pronto todos fuimos puestos a prueba, primero el miedo y la incertidumbre, caso a caso y día a día el hospital se llena y las calles se vacían. Una carpa en urgencias separa a los pacientes. Cada día no termina cuando ha llegado el siguiente para descubrir algo distinto de este nuevo enemigo. Todos los días llega una furgoneta o un camión con mascarillas, buzos y solidaridad. En las calles aplausos, y en las plantas covid pasan los traumatólogos, los urólogos, endocrinos, psiquiatras y cualquiera que haya desempolvado los fonendos que sus abuelos regalaron durante la carrera para apoyar a sus compañeros internistas y neumólogos, mientras intensivistas y anestesistas pasan la UCI que ahora tiene el doble de tamaño. El Bierzo desescala pronto y el verano llega como si no hubiese pasado nada, si no hubiese mascarillas, casi es todo normal, hasta las quejas diarias, era esperable, con escepticismo ante los rebrotes, pero llega la segunda ola, vuelta a empezar. Se salva diciembre y la Navidad, pero volvemos a empezar, sin querer y sin creerlo, hay tercera ola, llegamos exhaustos, agotados, pero con el mejor de los recursos, el equipo. Vacunas que nos dan esperanzas, pero nos seguimos preparando, vuelta a empezar…

LA PANDEMIA EN EL BIERZO
Comentarios