sábado 5/12/20

El parque nacional cesa a los primeros trabajadores por la falta de liquidez

Parte de los trabajadores del Parque Nacional de Picos de Europa contratados a través de la empresa pública Tragsa han dejado este fin de semana de prestar sus servicios como guías en este espacio natural protegido al no ser renovados. Los trabajadores afectados son seis en Asturias, tres en León y cuatro en Cantabria. Esta situación ha provocado el cierre durante los fines de semana y los festivos de la oficina de información de Posada de Valdeón en la que hasta ahora trabajaban tres personas como guías e intérpretes del patrimonio natural. A partir de ahora, este centro abrirá solo de lunes a viernes y estará atendido por un guía laboral del consorcio. Programas como la Escuela Viajera y otras rutas programadas quedan por el momento suspendidas por falta de personal, ya que se celebraban los fines de semana.

En peor situación queda el centro de visitantes de Pedro Pidal, en la zona asturiana de Covandoga, que ha tenido que cerrar sus puertas al ser cesados sus seis trabajadores.

Según ladDirección del parque, aún no se han renovado los contratos por la falta de liquidez que tiene el consorcio, ya que las comunidades autónomas aún no han hecho efectivo el pago que anualmente tienen que hacer frente desde que en febrero del 2011 asumirán las competencias del parque. Según ha podido saber este periódico, Castilla y León y Asturias ya hicieron el pago del 2011, mientras que Cantabria adeuda la mitad de su asignación. Además, ninguna de las tres ha abonado nada en el 2012 lo que está ahogando prespuestariamente al consorcio que no tiene liquidez para hacer frente al gasto corriente. De todos modos, las mismas fuentes del parque han confirmado que «la dirección trabaja para solucionar el problema lo antes posible».,

El parque nacional cesa a los primeros trabajadores por la falta de liquidez
Comentarios