domingo 6/12/20
Bierzo

El sector de la pizarra decide paralizar la producción durante dos semanas

Las empresas adelantan las vacaciones hasta ver cómo evoluciona la crisis sanitaria
Una trabajadora del sector de la pizarra, en una imagen de archivo. L. DE LA MATA
Una trabajadora del sector de la pizarra, en una imagen de archivo. L. DE LA MATA

El sector de la pizarra ha decidido paralizar su actividad ante los problemas que se plantean no solo en el transporte de los trabajadores, sino también con los suministros por parte de los proveedores de las empresas pizarreras e, incluso, en la salida del producto. La crisis del coronavirus es mundial y cabe recordar que el 90% de la pizarra que se produce en Castilla y León y Galicia se exporta. Por lo tanto, el sector ha tomado una decisión unánime, consensuada previamente con los trabajadores, y ha decidido parar desde hoy mismo y durante quince días. Se adelantan las vacaciones de Semana Santa para ir ganando tiempo ante la situación actual y, en función de cómo evolucionen los acontecimientos, se podrían tomar otras decisiones, es decir, se estudiaría la presentación de expedientes de regulación temporal de empleo.

De momento, los empresarios y los trabajadores paran con la idea de volver a los tajos el 13 de abril, pero ahora mismo el escenario es incierto y no se pueden avanzar decisiones sin saber qué medidas va aplicar o no el Gobierno. «Lo iremos viendo», aseguran desde la patronal.

Ayer mismo, la Federación Nacional de la Pizarra se volvió a reunir en Sobradelo de Valdeorras (Orense) para realizar un nuevo seguimiento de la situación derivada de la crisis sanitaria provocada por el coronavirus. Un encuentro en el que estuvo representado el 80% del empresariado federado y en el que se volvió a poner de manifiesto que el objetivo principal era garantizar la seguridad y la salud de los trabajadores preservando el empleo. Así mismo, los empresarios insistieron que «las medidas adoptadas por cada empresa han sido consensuadas en común acuerdo con los trabajadores».

Dentro del sector de la pizarra existen casos singulares como es Pizarras La Bana. Esta empresa familiar con casi 140 trabajadores decidio desde el primer momento, cuando se decreto el Estado de Alarma durante quince dias, enviar a sus trabajadores para casa y paralizar toda actividad en sus instalaciones. Lo hicieron sin plantearse la alternativa de hacer un Expediente de Regulacion de Empleo Temporal para sus empleados, abonando de manera normal las nominas y con el compromiso de volver a readmitirlos a todos una vez concluya la situacion generada por la crisis y se recupere cierta normalidad.

«Desde un principio optamos por la seguridad de nuestros trabajadores ante una emergencia de carácter excepcional como es esta. Entendimos que la pizarra no es un producto de primera necesidad para no ir al cierre y asi lo decidimos», comentó la portavoz de esta empresa familiar, Adelina Martinez.

En todo caso también apunta que si la inactividad derivada del Estado de Alarma se prolongase, la empresa estaría obligada a repensar sus actuales circunstancias. «La incertidumbre esta ahí. Lo hariamos por el bien de la plantilla y en definitiva para proteger a nuestros trabajadores».

El sector de la pizarra decide paralizar la producción durante dos semanas
Comentarios