domingo 27/9/20
Terrorismo

Las víctimas piden en el Congreso no reconocer a Bildu como actor político

Los diputados del PNV, Aitor Esteban (2i), EH Bildu Jon Iñarritu (2d), durante el acto de recuerdo y homenaje a las víctimas del terrorismo . CHEMA MOYA
Los diputados del PNV, Aitor Esteban (2i), EH Bildu Jon Iñarritu (2d), durante el acto de recuerdo y homenaje a las víctimas del terrorismo . CHEMA MOYA

 La Fundación Víctimas del Terrorismo ha pedido este sábado a los partidos del Congreso de los Diputados que "no reconozcan como actor político" a EH Bildu porque "adoptan decisiones que afectan al conjunto de la ciudadanía española" cuando siguen "sin condenar los atentados terroristas".

Este ha sido el mensaje que su vicepresidenta, Ángeles Pedraza, ha lanzado en la cámara baja en el tradicional homenaje a las víctimas del terrorismo, que ha resultado algo atípico por la menor presencia de autoridades en el hemiciclo debido a las medidas de protección por la covid-19.

Pero ante todo por la ausencia de algunas de las principales asociaciones como el Colectivo de Víctimas del Terrorismo (COVITE), la Asociación de Víctimas del Terrorismo (AVT) y la Asociación Plataforma de Apoyo a las Víctimas del Terrorismo (APAVT) en señal de protesta contra la política del Gobierno.

De hecho, Pedraza se ha posicionado junto a ellas. "El corazón de la mayor parte de lo que nos encontramos aquí está fuera, con ellos, pero consideramos importante que nos escuchen o al menos que nos oigan y que sepan que jamás permitiremos condescendencia alguna con estos asesinos".

Por eso en su discurso ha arremetido duramente contra EH Bildu hasta el punto de pedir a los parlamentarios que "no reconozcan como actor político a aquellos que están en esta cámara sin condenar los atentados terroristas", ya que sus representantes "adoptan decisiones que afectan al conjunto de la ciudadanía española" mientras defienden a los etarras y tratan de desdibujar sus crímenes.

"Hoy nos encontramos, con un intento macabro de equilibrar el sufrimiento padecido por las victimas del terrorismo etarra, con el de quienes integraban la organización asesina, a través del discurso falaz de los líderes ideológicos de su entorno", ha dicho Pedraza.

En esta línea, ha cargado también contra la política del Gobierno de Pedro Sánchez al manifestar que "la aritmética parlamentaria no debería ser jamás la coartada para encontrar atajos que permitan eludir las consecuencias que nuestro ordenamiento jurídico prevé" para los terroristas.

Tal es el caso, ha mencionado, de las distintas medidas en favor de los presos de ETA" sin haber prestado el más mínimo grado de colaboración de la Justicia" o de los homenajes públicos a los etarras que salen de prisión "sin que nadie haga nada por evitarlo", pese al mandato especifico recogido en la ley.

El planteamiento de Pedraza sobre Bildu -formación que ha estado presente en el acto en el Congreso- ha sido respondido inmediatamente por Meritxell Batet, presidenta de la Cámara Baja, que en su intervención ha dejado claro que "el Congreso representa a todos los ciudadanos y refleja el pluralismo político de la sociedad española".

Batet ha señalado que "las opciones políticas se ejercen democráticamente en esta cámara" en la que "no hay límites para la expresión de ideas y posiciones, a las que no se reclama otra cosa que el respeto al otro y su defensa mediante la política".

Y ha precisado que hace casi 20 años que "el Congreso adoptó el marco que excluye del debate político tan solo a quien defendía la violencia independiente de su ideología" y que, una vez fijada esa exclusión, "las Cortes reconocen y dan voz a todas las opciones políticas de acuerdo con al apoyo que generan en la sociedad".

El homenaje en el hemiciclo, al que han asistido los presidentes del Constitucional y del Poder Judicial así como los ministros de Asuntos Exteriores, Justicia, Defensa, Interior y Cultura y Deporte entren otros, ha discurrido en paralelo con una concentración a las puertas del Congreso de un centenar de afiliados de la AVT.

Esta asociación se ha desmarcado del acto protocolario por el "protagonismo" y el "reconocimiento" del Gobierno a Bildu, que se jacta de "poner y quitar gobiernos" y de ser decisivos en las reformas legislativas.

"EH Bildu no puede ser tratado como un interlocutor político más, y mucho menos como aliado de gobierno, hasta que no condenen la violencia de ETA y admitan que no tuvo ninguna justificación. Serán legales, pero en absoluto son morales", ha subrayado su presidenta Maite Araluce.

La agrupación ha estado acompañada por la portavoz parlamentaria del PP, Cayetana Álvarez de Toledo, quien ha afirmado que comprende y comparte el "profundo malestar" de la AVT así como por Miguel Gutiérrez de Ciudadanos, que no ha hecho declaraciones pero sí su compañero Edmundo Bal en el patio del Congreso donde se ha comprometido a "pelear porque Bildu no esté en las instituciones".

Ambos partidos sí que han estado en el hemiciclo, pero no Vox. Su portavoz en la Asamblea de Madrid, Rocío Monasterio, ha explicado que no querían acompañar al "partido de los cachorros de ETA".

Las víctimas piden en el Congreso no reconocer a Bildu como actor político