lunes 23/5/22
Torre del Bierzo

Los 16 cortines de Fonfría entran en la Carta Arqueológica de la provincia

La Junta inventaria el yacimiento y Torre del Bierzo debe velar ahora por su protección
                      Truébanos o colmenas conservados en los cortines. NORBERTO MORÁN
Truébanos o colmenas conservados en los cortines. NOR

El Servicio Territorial de Cultura y Turismo de la Junta de Castilla y León acaba de incluir en la Carta Arqueológica de la provincia el conjunto de 16 cortines del Rial, en el pueblo de Fonfría (Torre del Bierzo). Con ello, la Administración autonómica pretende garantizar su conservación y así se lo ha solicitado al Ayuntamiento de Torre mediante un escrito firmado por la jefa del servicio, Amelia Biain, que también ha sido remitido a la Diputación de León.

El conjunto de cortines o colmenares de Fonfría se ubica a un kilómetro y medio del pueblo y estuvo en uso hasta la despoblación del mismo, en los años 60 del siglo pasado. Aunque no hay certezas sobre el origen de estas construcciones que servían para proteger las colmenas o truébanos de los osos, la ficha técnica del bien ahora inventariado los localiza en un franja temporal entre los siglos XVIII y XIX.

Lo que hace único a este nuevo yacimiento arqueológico es el número de cortines que conforman el conjunto. La agrupación de 16 construcciones se sale de lo común, ya que estas suelen estar aisladas o, como mucho, separadas por algunas decenas de metros. Rara vez se ven más de dos o tres cortines juntos para evitar la ‘competencia’ entre las abejas. De ahí, la singularidad de un enclave localizado en una ladera muy empinada, adaptada el vuelo de retorno o salida de las abejas y soleada, en una zona apartada de las tierras de laboreo y de los pastos, con arroyos próximos. Por lo tanto, un lugar idóneo.

mapa

«Las abejas suelen volar hasta unos tres kilómetros de las colmenas para recolectar polen, por lo que un único lugar no puede alimentar a un número infinito de abejas. Solo una vez había visto cinco colmenares juntos, lo que ya es excepcional. Si 16 colmenares han sobrevivido cerca unos de otros, significa que hay un número inusual de flores. También el hecho de que allí se fusionen cinco valles con su montaña y arroyo ayuda a las abejas a tener más superficie que si esta fuera plana», explicó el descubridor del conjunto.

Fue en uno de sus habituales paseos por el monte, hace alrededor de un año y medio, cuando este vecino de Fonfría —desde hace unos años el pueblo vuelve a tener un número reducido de habitantes, la mayoría extranjeros— encontró los cortines. Inmediatamente se dio cuenta de su valor y «conmocionado» por el descubrimiento, como él mismo relata, comenzó a limpiar la zona, eliminando arbustos y maleza, la naturaleza que había invadido tanto el interior como el exterior de los colmenares. Pero su acción no quedó ahí.

                      Colmenas con troncos huecos y cubiertas de pizarra. N. MORÁN

Interior y perímetro de uno de los colmenares, ya limpie de maleza y arbustos. NOR

El descubridor inició un proceso de documentación para conocer más sobre la historia del conjunto del Rial. Consultó en el Archivo Histórico Diocesano de León y en el Archivo Histórico Provincial de León. También contactó con el Archivo Histórico Provincial de Valladolid y comunicó el descubrimiento al Ayuntamiento de Torre del Bierzo, el Consejo Comarcal y el Instituto Leonés de Cultura (ILC) de la Diputación de León, asegura. Además, el 20 de mayo de este año, coincidiendo con la celebración del Día Mundial de las Abejas, este vecino de Fonfría registró una solicitud para que la Junta de Castilla y León declare Bien de Interés Cultural (BIC) el yacimiento.

Sus esfuerzos por localizar documentación oficial sobre la titularidad, el origen o la historia de los colmenares no dieron resultado y ha sido en conversaciones con antiguos pobladores de Fonfría o descendientes de estos donde el descubridor de los 16 cortines ha podido conocer algo más sobre un enclave ahora inventariado que toma el nombre de uno de los arroyos de la zona. En sus planes está ya la elaboración de un documental.

                      Interior y perímetro de uno de los colmenares, ya limpie de maleza y arbustos. NORBERTO MORÁN

Colmenas con troncos huecos y cubiertas de pizarra. NOR

Si bien la solicitud de declaración de BIC no ha tenido respuesta, la aparición de unos petroglifos en la zona llevó a este vecino a ponerse en contacto con la Dirección General de Patrimonio y un arqueólogo de la Junta, Julio Vidal, visitó Fonfría. Visita que el vecino quiso aprovechar para presentarle también los colmenares y ahí comenzó el proceso administrativo que ha concluido, de momento, con la inclusión del conjunto en la Carta Arqueológica de la provincia como bien del patrimonio etnográfico.

«Le agradecería mucho la cooperación de la administración pública que usted preside en la protección de este nuevo sitio arqueológico, comunicando cualquier hecho o situación que pueda poner en peligro la integridad de este bien patrimonial», recoge el texto del escrito que el Servicio Territorial de Cultura envió, hace unos días, al alcalde de Torre del Bierzo, Gabriel Folgado.

Un documento en el que también se le sugiere que el conjunto de cortines sea tenido en cuenta para «incorporarlo al ordenamiento urbanístico municipal. En concreto, al catálogo de bienes integrantes del patrimonio arqueológico o bienes inmuebles, pues es una forma eficaz de protegerlo». Para hacerlo, el servicio territorial ofrece la colaboración técnica que el Ayuntamiento precise.

Los 16 cortines de Fonfría entran en la Carta Arqueológica de la provincia
Comentarios