sábado. 02.07.2022
Historia del Bierzo

Adif ‘aparca’ en León los sillares del accidente de Torre

Las obras de integración de la capital ya no tienen sitio para parte de la historia del Bierzo
                      Imagen del sillar que llevaba el número 20 en lo más alto del túnel. DL
Imagen del sillar que llevaba el número 20 en lo más alto del túnel. DL

Parte de los sillares del antiguo túnel número 20 del Manzanal, historia viva del ferrocarril en el Bierzo por haber sido testigo del mayor accidente ocurrido en España, se encuentran recogidos por Adif en León después de haber sido expuestos durante muchos años en el jardín exterior del edificio dormitorio para personal, anexo a la antigua estación de la capital leonesa.

Las obras de integración de Adif en León han dado nueva vida al exterior de la antigua estación, lo que ha conllevado cerrar definitivamente la zona del viejo edificio, instalaciones sin uso desde hace 20 años. Incluso hay quien ha pedido que se derribe el inmueble, construido en los años 70 del siglo pasado.

Adif tiene sobre unos palets en el jardín las antiguas piedras, según ha podido comprobar este periódico, sin que por ahora se haya anunciado su destino.

El Ayuntamiento de Torre del Bierzo impulsa un proyecto para crear un museo en la antigua estación de esta localidad minera El 3 de enero de 1944, el túnel número 20 fue testigo de una catástrofe que el régimen de Franco trató de tapar. Los primeros vagones del tren correo 421 ardieron después de colisionar con una máquina de maniobras que, a su vez, fue arrollada por un tren carbonero procedente de Bembibre. La tragedia dejó decenas de muertos. Una cifra aún sin cuantificar.

El túnel número 20 ya no forma parte del actual recorrido entre León y Ponferrada. Se desmanteló en el año 1985 y costó 217 millones de euros. Tenía 160 metros en curva. Para su desmantelamiento fue necesario forrar con cerchas de 120.000 kilos de acero el antiguo recorrido. Entonces, Renfe —no existía aún Adif, que lleva la infraestructura ferroviaria— negó que su desmantelamiento tuviera que ver con el accidente cuatro décadas antes.

En aquellas obras, de las que dio cuenta la revista Trenes hoy, se aseguraba que los sillares iban a quedar expuestos junto al antiguo túnel, algo que no se cumplió. Durante los años que han estado a la vista en el jardín del antiguo edificio dormitorio, han vivido buenas épocas, expuestos en una de las aceras, y otras menos, tiradas sin más en uno de los setos del entorno.

Adif ‘aparca’ en León los sillares del accidente de Torre