lunes 20/9/21
Ponferrada

El alcalde desautoriza a la concejala de Bienestar Social por el ‘caso del árbol’

Ramón ordena buscar una solución para Javier Carballo y la edil tacha de sensacionalista la denuncia
Francisco Javier vive desde hace años debajo del árbol que tiene las ramas sin podar, pegadas al césped. M.F.

Dos posturas del equipo de gobierno ante un mismo problema de ayuda social. Mientras la concejala de Bienestar Social de Ponferrada se limitó a mostrar su enfado por dar a conocer la situación del hombre que vive debajo de un árbol en el centro, el alcalde ordenaba a los servicios sociales que busquen otra vez una solución, lo que supone un reconocimiento del error.

La concejala de Bienestar Social, Lorena González, cargó ayer de forma oficial y privada en sus redes por publicar desde estas páginas la situación en la que vive Francisco Javier Carballo, el hombre de 61 años, que sigue debajo de un árbol, en una zona verde situada entre una gasolinera y la estación de autobuses y que —de manera reiterada— ha pedido ayuda a través de este periódico para abandonar el lugar.

En un enlace de la página de Facebook de la concejala, remitido desde el Ayuntamiento como nota oficial del equipo de gobierno, Lorena González muestra su malestar y se queja de lo que llama «noticia absolutamente infame», al tiempo que considera que se ha hecho amarillismo y «morbo» con el problema de este hombre. También reprocha la edil que no se haya contrastado la situación y no se le haya comunicado el tema, además de afirmar que este hombre, Francisco Javier, no quiere que le ayuden. «Para ser ayudado, lo primero es dejarse ayudar», dice Lorena González.

Sin embargo, frente a lo que afirma la concejala, en el sentido de que Francisco Javier Carballo no quiere ayuda, un periodista de este diario ha visitado en numerosas ocasiones durante el último mes al hombre afectado y —en todas ellas— ha manifestado que le ayuden y que ahora sí quiere salir debajo del árbol, dado que ya no controla la medicación que necesita, y está perdiendo las fuerzas por su delicada salud. El periodista también habló con servicios sociales de varias administraciones públicas, entre ellas la comarcal, así como con otras personas conocedoras del caso.

Ayer mismo, el hombre afectado decía que no cree que pueda aguantar un invierno más al raso y que sigue esperando la ayuda. Está dispuesto a ir a un piso de Cruz Roja o a otro centro social que le atiendan. Eso sí, pidió por favor que no lo envíen al Hogar del Transeúnte.

Frente al enfado y malestar de la concejala por sentirse aludida sin que nadie la citara, el alcalde de Ponferrada, Olegario Ramón, tomó cartas en el asunto. Ayer dijo exactamente lo siguiente en una nota: «Al leer la noticia, el alcalde pidió que se visitara de nuevo a este hombre a ver si había cambiado de opinión en cuanto a recibir ayuda, porque en numerosas ocasiones la había rechazado, tanto la que le ofreció Ponferrada como la que le ofreció Carracedelo». Carracedelo le ofreció ayuda, porque está allí empadronado. Ayer, el afectado confirmaba que le visitaron y dijo que le hablaron de la posibilidad de ir a un piso de la Cruz Roja o de otro centro. De esta forma, el Ayuntamiento se une al ofrecimiento de Cáritas para buscar una solución.

El alcalde desautoriza a la concejala de Bienestar Social por el ‘caso del árbol’
Comentarios