miércoles. 10.08.2022

En una comparecencia reciente, el alcalde de Ponferrada alegaba desconocer que el Colegio de Arquitectos de la ciudad hubiese hecho público su malestar en torno al Plan General de Ordenación Urbana (Pgou).

Comentaba con asombro, sin embargo, que hace 15 días mantuvo una reunión con la institución donde se reconoció «el gran trabajo que se había hecho para, aun teniendo unos tiempos de respuesta no ideales, haberlos reducido considerablemente». E incluso en esa reunión se barajaron fórmulas para hacerlos todavía menores, según el alcalde.

Comentaba Ramón que, cuando hay un problema, las culpas no suelen ser exclusivas, sino compartidas, y que todos, incluidos los profesionales, debían hacer «un acto de contrición y pensar en lo que podemos hacer mejor».

En cuanto a si el plan se estaba quedando obsoleto, decía que ya se han hecho algunas modificaciones, y se tienen que hacer otras, «porque hubo otros que diseñaron un Plan General pensando que Ponferrada era Nueva York. Los tiempos de Pongesur, de los pelotazos».

Y, se defendía, desde el Ayuntamiento piensan que se debe racionalizar y hacer modificaciones puntuales en cuanto al planteamiento o al plan, pero no cambiar el plan completo, puesto que alegaba que se tarda mucho tiempo en hacerlo.

UN PLAN OBSOLETO

Por su parte, en el citado comunicado, un portavoz del colectivo alegaba que «hace muchos años que Ponferrada se ha estancado, y a nivel institucional no se han preocupado». Consideran que la actuación urbanística de la Rosaleda provocó desajustes en el resto de la cuidad, quedando vacío el centro sinmedidas para evitarlo. Como ya apuntó este diario, la ciudad de Ponferrada, con poco más de 60.000 habitantes tiene un Plan General para 135.000.

El alcalde desconoce el malestar de los arquitectos por el Plan de Ordenación
Comentarios