domingo 22/5/22

Los alcaldes urgen la conexión del colector del Burbia a la depuradora

Villafranca lamenta que la obra esté «en el limbo», Toral reconoce que llevan dos años de espera y Corullón también apremia a la CHMS
                      Imagen de archivo de la estación depuradora de aguas residuales (Edar) de Villadepalos (Carracedelo). L. DE LA MATA
Imagen de archivo de la estación depuradora de aguas residuales (Edar) de Villadepalos (Carracedelo). L. DE LA MATA

Una obra «en el limbo». Así define el alcalde de Villafranca del Bierzo, José Manuel Pereira, la situación en la que se encuentra el colector del Burbia, que empezó a construirse hace más de una década para conectar su municipio, el de Corullón y el de Toral de los Vados a la estación depuradora de aguas residuales (Edar) de Villadepalos. Los tres alcaldes, y en especial José Manuel Pereira, de Villafranca, han apremiado a la Confederación Hidrográfica del Miño-Sil para que termine de corregir las deficiencias técnicas que han impedido recepcionar la obra.

Las últimas correcciones se llevaron a cabo en el tramo inicial de Toral de los Vados hace dos años y alcalde, Pedro Fernández, asegura que el problema en su municipio «está solventado» en seis kilómetros de tubería hasta la localidad de Parandones, aunque siguen pendientes de que la CHMS autorice el enganche regular del saneamiento, más allá de las pruebas que se realizaron en su momento para comprobar el resultado de las obras. «Llevamos dos años esperando», reconoció. De momento, Toral sigue usando sus antiguas depuradoras en vista de que la Edar de Villadepalos funciona en su máxima capacidad y no puede acoger, de momento, nuevos residuos.

La corrección de las deficiencias técnicas en el colector — la canalización no está en buenas condiciones, se producen filtraciones y entra demasiado agua limpia en la depuradora de Villadepalos que dificulta los procesos de depuración de las aguas sucias, resume el alcalde de Villafranca— debe continuar hacia Corullón y Villafranca.

El regidor de Corullón, Luis Alberto Arias, también apremió a finalizar la obra aunque aseguró que «le consta» que la CHMS «está en ello». Arias aseguró que el mayor problema es que «la depuradora no está dimensionada para todo el caudal» que tendría que depurar.

El alcalde de Villafranca, por su parte, ya reclamaba días atrás durante la entrevista que Diario de León y La 8 Bierzo le realizaron en el programa La Tertulia, una solución al parón en las obras del colector. Y ha vuelto a urgir soluciones a la CHMS ante las denuncias que sufre su Ayuntamiento por los vertidos de aguas residuales en el río Burbia. Pereira recordó que Villafranca paga un canon de 12.000 euros anuales por vertidos, y sin la conexión del colector puede generarse un problema de salud pública si las aguas sucias llegan a Corullón y a la playa fluvial de Toral de los Vados. En febrero de este año, un pescador vecino de Villafranca denunciaba el último vertido importante en el Burbia.

A la espera de que la CHMS ofrezca una explicación, Pereira aseguró que «problemas técnicos» han impedido al organismo estatal que regula la cuenca recepcionar unas obras que en 2018 se daban por concluidas. Pereira todavía ha obtenido respupuestas de la CHMS cuando les ha requerido una solución al problema de los vertidos. La finalización de las obras del colector, lamentó, todavía «está durmiendo el sueño de los justos». Y mostró su frustración ante la falta de avances. «Estamos en el limbo», afirmó a este periódico.

El Ayuntamiento de Villafranca conectaría a la canalización los vertidos de la cabecera del municipio. Para los pueblos situados en la zona de la Somoza, el equipo municipal está diseñando un plan para mejorar la salubridad de las fosas sépticas.

Aunque el colector del Burbia sigue sin estar conectado, hace ya cuatro años que la Consejería de Presidencia de la Junta de Castilla y León hizo públicas las adhesiones de Toral de los Vados, Corullón y Villafranca a la Mancomunidad de Municipios del Bajo Bierzo que gestiona la Edar, con cuyo presidente actual, el concejal ponferradino Iván Castrillo este periódico ha tratado de ponerse en contacto en los últimos días sin éxito. La Edar de Villadepalos, en el municipio de Carracedelo, gestiona la depuración de a las aguas sucias de Ponferrada, Cacabelos, Camponaraya, Cubillos del Sil y del propio Carracedelo. En aquel 2018, se anunciaba que los tres municipios restantes, Villafranca, Corullón y Toral usaría la Edar desde el mes de abril. No ha sido así.

Los alcaldes urgen la conexión del colector del Burbia a la depuradora
Comentarios