miércoles. 06.07.2022
Medio ambiente

El Anillo Verde de Ponferrada recibe 2,2 millones de la Unión Europea

El proyecto de 2,4 millones actuará sobre cien hectáreas, tres rutas y los ríos Sil y Boeza
                      El Parque del Temple se beneficiará de las actuaciones. L. DE LA MATA
El Parque del Temple se beneficiará de las actuaciones. L. DE LA MATA

Una anillo verde de alisios, fresnos y encinas, y alcornoques, y arbustos, y cajas nido de pájaros y murciélagos. Recuperación de espacios degradados donde estuvo la montaña de carbón, habilitación de zonas verdes en La Rosaleda, rehabilitación de espacios en los parques del Plantío y del Temple. Rutas de senderismo entre el castillo templario y el de Cornatel, por la senda de Los Romeros hacia el embalse de Bárcena y por la Ruta de los Compludos. Son los tres puntales del proyecto de Anillo verde que impulsa el Ayuntamiento de Ponferrada y que acaba de obtener una subvención de los fondos europeos de resiliencia para financiar 2,2 de los 2,4 millones de euros del presupuesto, según anunciaron ayer el alcalde, Olegario Ramón y el responsable de la Fundación Naturaleza y Hombre, Carlos Sánchez Martínez.

Las obras comenzarán este verano y se desarrollarán durante tres años, aunque tanto Ramón como Sánchez adelantaron en que tendrá continuidad y tratará de involucrar a voluntario en la plantación y el cuidado d elas especies autóctonas. Los planes municipales pasan por recuperar casi un centenar de hectáreas degradas en el suelo que ocupó la antigua escombrera de carbón, en las riberas del río Sil y el río Boeza y en parques y zonas verdes urbanas como La Rosaleda, donde en su día se «incumplió» la normativa y las áreas verdes se traladaron al Morredero «para escarnio», recordó el alcalde.

«Será una Ponferrada que respira», aseguró el regidor. La idea del anillo verde que conectará una veintena zonas de naturaleza periurbanas de la ciudad es «cambiar la calidad de vida y la salud de la gente» afirmó Ramón, que también destacó entre las áreas beneficiadas el antiguo vertedero de la localidad de Campo, donde se acondicionará un essacio de deporte y paseo.

El Anillo Verde no olvida la parte didáctica y también habrá carteles informativos sobre la naturaleza de cada espacio para avanzar en la educación ambiental.

El proyecto contempla además la apertura de cinco kilómetros de carril bici y tres para bicicletas de montaña.

Las zonas de ribera que se beneficiarán del proyecto son 4,2 kilómetros en la orilla del Sil desde el puente del Centenrio hasta el embalse, 9,1 kilómetros de la orilla del río Boeza y 1,8 kilómetros de la confluencia de los dos ríos entre Puente Boeza y el Temple.

El Anillo Verde de Ponferrada recibe 2,2 millones de la Unión Europea
Comentarios